La recuperación inmobiliaria llegará en 2016

La recuperación del sector inmobiliario en términos de demanda y la normalización de la financiación llegará antes de que finalice 2016, sin embargo, la absorción del stock tardará dos años más, según un estudio de la consultora KPMG.

España se ha convertido en el país de la oportunidad. De hecho, un 94% de los encuestados para este informe, titulado 2015: Año cero para el inicio de la recuperación del sector inmobiliario en España, asegura que es un país atractivo para las inversiones inmobiliarias.

Siete de cada diez directivos del sector cree que los fondos oportunistas darán paso a inversores de valor añadido, nuevas caras que acapararán un mercado al que han llegado para quedarse.

Por su parte, los inversores tradicionales -fundamentalmente capital privado nacional y extranjero procedente sobre todo de Latinoamérica y Asia, mutualidades y compañías de seguros- que han ido protagonizado operaciones de inversión selectivas durante los años de crisis se encuentran ahora en una posición de "esperar y ver".

Según los encuestados, el volumen de las transacciones y el valor de los inmuebles se incrementará en los próximos cinco años. Las viviendas terminadas para primera residencia localizadas en puntos con demanda, las oficinas en zona prime y los locales comerciales en calles principales serán los que mayor incremento registren.

Para 2015 se prevé un mercado desordenado en el que múltiples actores desarrollen operaciones de calado. Los más activos serán los fondos internacionales, socimis (sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria), Sareb y bancos.

Con todo ello, las previsiones apuntan a que los trabajadores del sector inmobiliario lleguen a representar el 10% de la población activa en los próximos cinco años, lejos del 14% que se alcanzaba en 2008 coincidiendo con el boom del sector y frente al 7% acutal.

Aunque en 2015 parece que el panorama en el sector inmobiliario está despejándose, la mayoría de los encuestados, un 77%, considera que aún queda mucho por hacer en cuanto a refinanciaciones. La totalidad de los encuestados cree que para reimpulsar la actividad hará falta inversión de fondos y financiación bancaria, así como políticas públicas de vivienda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios