El sector aeronáutico andaluz genera 1.000 empleos en 2014

  • La industria auxiliar acapara el grueso de la contratación, que sube un 8,6%, hasta los 12.688 empleos, frente a la caída en España (-1,5%). La facturación crece un 9%, hasta 2.244 millones.

Comentarios 4

No ocurría desde el año 2010. La industria aeronáutica andaluza llevaba varios ejercicios realizando contrataciones de forma moderada -en torno a las 500 de media anual-, pero en 2014 se disparó la creación de empleo hasta superar la barrera del millar. Las 114 compañías que conforman este tejido empresarial ficharon a 1.003 personas, lo que supuso más que duplicar la cifra del año anterior, con 395 incorporaciones. Este avance pone de manifiesto la buena salud de un sector, cuyas ventas también van como un tiro. Sin ir más lejos, en 2014 consolidó su facturación por encima de los 2.000 millones de euros que había coronado en 2013 y que se incrementaron un 8,9%, hasta los 2.244. Así lo recoge el Informe del Sector Aeroespacial Andaluz 2014 elaborado por la Fundación Hélice y presentado ayer en Sevilla por su presidente, Joaquín Rodríguez Grau, en presencia de la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

El crecimiento del empleo vinculado al sector aeroespacial en 2014 fue del 8,6%, lo que colocó el volumen total de profesionales en 12.688, cifra que se duplica si se tiene en cuenta el empleo indirecto. La letra pequeña de esta subida pone de relieve que fue la industria auxiliar la que acaparó el grueso de las contrataciones frente al comportamiento más tímido de las compañías tractoras. Así, el empleo de la cadena de suministro -subcontratistas y proveedores de primer nivel o tier one- experimentó un alza del 10,29% -886 puestos más, hasta 9.498-, mientras que los grandes fabricantes instalados en la comunidad, fundamentalmente Airbus y su filial Airbus Defense and Space, sólo ficharon a un 3,81% más -117 personas, hasta 3.190-.

El capítulo laboral también deja una lectura en clave nacional. Y es que, en la comparativa con el resto de España, Andalucía gana por goleada. 2014 fue un mal año para el empleo aeroespacial en otras comunidades, lo que dejó como resultado un recorte global del 1,5%, hasta los 40.300 trabajadores, mientras que en la región el crecimiento fue del mencionado 8,6%. En este contexto, Andalucía se consolidó como la segunda comunidad por empleo de España, con el 31,5% del total.

En términos de facturación, también se consolidó en el segundo lugar, al aportar el 29,5% del total español y colocarse sólo por detrás de Madrid, seguida del País Vasco. Los 2.243,6 millones de euros de 2014 supusieron un avance andaluz del 8,9% con respecto al año anterior, el triple del crecimiento nacional, que se quedó en un 2,7%, hasta los 7.600 millones.

Las empresas auxiliares volvieron a mostrar mayor dinamismo que las tractoras en volumen de negocio, aunque es cierto que, en este caso, el alza estuvo más pareja. Así, las ventas del tejido empresarial andaluz se incrementaron un 11,3% y las de los grandes constructores un 7,47%. Eso sí, la facturación de la cadena de suministro siguió siendo menor que la de las tractoras, propietarias de los grandes programas aeronáuticos como el A400M o el A350, con lo que su cifra se situó en los 858 millones frente a los 1.385 millones de los gigantes del sector.

La industria aeronáutica andaluza logró, con estas cifras, elevar su contribución al Producto Interior Bruto (PIB) de la región, al pasar del 1,49% en 2013 al 1,58% de 2014. "Esto supuso un avance del 6,3%, lo que no es nada desdeñable", indicó el presidente de Hélice en la presentación del informe que tuvo lugar en Aerópolis, el parque aeroespacial andaluz ubicado en La Rinconada (Sevilla). Si se toma como referencia el PIB industrial manufacturero de la región, el sector aportó el 20%.

La facturación del tejido aeroespacial andaluz se vio impulsada por el aumento de la producción de un proyecto de Airbus clave para Andalucía, el del avión militar A400M. La aceleración de su fabricación en serie repercutió en las empresas auxiliares que suministran estructuras y servicios para el programa. Y es que, como queda recogido en el informe de Hélice, el A400M aporta el 26% de las ventas globales del sector y el 16% de las que corresponden exclusivamente a la cadena de suministro. Por detrás de este programa se colocan otros dos que también dan alegrías al sector, el C295 y el CN235, que representan el 23% del negocio total y el 18% del tejido auxiliar.

"La diversificación de programas y clientes del sector aeroespacial andaluz es un hecho; aunque Airbus es el gran cliente, también se realizan trabajos para otros como Boeing, Embraer o Bombardier", subrayó Rodríguez Grau. En cuanto a las ventas por producto, la mayor parte del negocio se concentra en el montaje de aeroestructuras y fabricación de aeronaves, que representan el 38% y el 36% de la facturación. Sin embargo, el informe constata que está habiendo un repunte en la venta de sistemas, "lo cual es muy importante para la salud futura de esta industria, ya que las tareas de ingeniería y servicios deben ir tomando un mayor protagonismo", añadió.

El sector andaluz está constituido por 114 empresas, de las que el grueso está en Sevilla (80) y Cádiz (22), aunque Málaga (5) está empezando a despertar a esta industria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios