La sombra de las piruetas fiscales y los bajos sueldos

  • Amazon tributa gran parte de sus impuestos en Luxemburgo, pero niega asfixiar a sus empleados.

Comentarios 1

Amazon abrió esta semana a los periodistas las puertas de su centro logístico en San Fernando de Henares, pero no las de sus cuentas. La compañía no quiso desvelar la inversión realizada en esta plataforma, ni la facturación y los beneficios que registra en España. En cuanto a los impuestos, el silencio también reinó. Y es que la empresa tributa poco en nuestro país, ya que la mayor parte de sus impuestos los paga en Luxemburgo, donde las tasas son más bajas, una estrategia que ensombrece el crecimiento y la creación de empleo de la firma en España.

"Aquí no registramos tantos beneficios como parece porque tenemos un ritmo de inversión muy alto", defendió François Nuyts, director general de Amazon España. Con respecto al IVA, admitió que el de los libros físicos sí se paga en España, pero no el de los digitales, ya que la compañía los considera servicios. Gracias a ello logra esquivar una tributación por el libro electrónico del 21% y se acoge a la de Luxemburgo, que es del 3%.

En cuanto a las críticas vertidas desde muchos frentes con respecto a las condiciones laborales de sus empleados, Nuyts aseguró que son "equivocadas". Un libro de un periodista francés que acaba de ser puesto a la venta en España afirma que "hay miles de trabajadores sometidos a ritmos de trabajo insostenibles en un ambiente casi carcelario", una descripción que dista mucho del panorama dibujado por los directivos de Amazon. "El sueldo medio de los operarios, con jornadas de ocho horas y sus descansos correspondientes, es del 98% por encima del salario mínimo interprofesional (SMI)", indicó Fred Pattje, director de Operaciones de Amazon España, lo que significa que rondan los 1.300 euros mensuales, puesto que el SMI está en 645,30 euros. Sin embargo, esto ocurre cuando han transcurrido seis meses desde su ingreso en la empresa, ya que los tres primeros los hacen a través de una ETT) y los otros tres como empleados temporales.

"Con el panorama laboral que hay hoy por hoy en España, hemos visto cómo gente a la que hemos hecho indefinida se ha puesto a llorar de alegría; encontrar trabajo es algo muy difícil en los tiempos que corren, pero que te hagan fijo es prácticamente inaudito", presumen ambos.

De cara a la Navidad, la planta de San Fernando de Henares duplicará su población, hasta los 600 empleados. "Es cierto que habrá una fuerte carga de trabajo, pero respetamos mucho las condiciones laborales de la plantilla porque necesitamos su implicación para que los pedidos lleguen a tiempo a los clientes", afirman.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios