Las tecnópolis estancan ventas por primera vez en una década

  • La facturación de las empresas de los parques tecnológicos españoles cae un 0,2% en 2010, hasta 21.475 millones · El empleo sí crece, un 7%, y el número de firmas, un 8%

2010 se le atragantó a las tecnópolis españolas. El año pasado resultó ser el más difícil desde el estallido de la crisis para los parques científicos y tecnológicos del país. Si bien es cierto que, en 2007, 2008 y 2009, las empresas de estos recintos levantaron el pie del acelerador, también lo es que lograron salir del paso. Sin embargo, en 2010 estancaron su facturación por primera vez durante la última década. Para ser más exactos, sus ingresos globales se rebajaron un 0,2%, hasta los 21.475 millones de euros.

Pero no todo fueron malas noticias. El número de empresas creadas y el empleo generado siguió un ritmo ascendente. Así, los 49 parques que operan en España albergaban a cierre de 2010 a 5.539 compañías, un 8% más que un año antes, y contrataron a 145.155 personas, un 7% más. El 18% de éstas se dedicó a tareas de I+D, un capítulo, el de la investigación y el desarrollo de productos y servicios, que absorbió una inversión de 1.226 millones, lo que supuso un notable incremento del 26% con respecto a 2009.

El presidente de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE), Felipe Romera, describe, así, el escenario de 2010: "Ha sido un año duro, de crisis, en el que las empresas tecnológicas han tenido dificultades, pero en el que han logrado un balance positivo comparado con el resto de sectores de la economía". La organización ya aglutina a 80 miembros, de los que 49 son tecnópolis que están en funcionamiento, y 31 están en fase de desarrollo o construcción.

En este contexto, Andalucía ocupa una posición destacada. Los ocho parques operativos -a los que se suman otros tres que empezarán su andadura en breve- acaparan el 22% de las empresas, la facturación y el empleo de estos recintos a nivel nacional. Sólo Cataluña la supera con nueve tecnópolis. "Es un porcentaje muy superior al peso que tiene Andalucía en la economía y el empleo españoles, lo que da cuenta de su empuje en este terreno", explica Romera. La pujanza de Cartuja 93 en Sevilla y el PTA en Málaga está detrás del éxito andaluz.

Romera, que presentó junto al presidente de Cartuja 93, Isaías Pérez Saldaña, la IX Conferencia Internacional de la APTE, que se celebrará en Sevilla hasta mañana, no quiso dejar pasar la oportunidad para destacar las bondades que tiene para una pequeña empresa el ubicarse en una tecnópolis. "Una pyme innovadora que se desarrolle en un parque tecnológico factura un 40% más que otra que esté fuera", sentenció. Las sinergias creadas entre las empresas del recinto y, sobre todo, las ayudas a las que pueden acceder están detrás de esa abismal diferencia.

Bajo el título La ciudad, nodo del conocimiento, la novena edición de la conferencia, de carácter bianual, reunirá a más de 200 gestores de parques científicos y tecnológicos, y fomentará el debate sobre una nueva forma de gestión territorial de las ciudades, de forma que las tecnópolis estén más integradas en la urbe. "Cartuja es el ejemplo a seguir; ha logrado erigirse en el primer parque tecnológico urbano", subraya Romera. "Gracias a esta cita nos daremos a conocer ante muchos ciudadanos que no saben que, en donde estuvo la Expo 92, hay un parque tecnológico", indica Pérez Saldaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios