Una veintena de 'superjumbos' Airbus A380 se tendrán que revisar por fisuras en las alas

  • La Agencia Europea de Seguridad Aérea alerta de que podría afectar a la integridad de los aparatos

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) obligó ayer a llevar a cabo inspecciones en una veintena de aviones -de los 68 que vuelan- del modelo gigante de Airbus, el A380, por unas fisuras detectadas en las alas de algunas aeronaves que, según el fabricante, "no plantean ningún problema de seguridad". Para la EASA, sin embargo, "si no se detectan y corrigen, podrían afectar potencialmente a la integridad estructural del aparato".

Las inspecciones visuales impuestas por la EASA afectan a los A380 que acumulan más de 1.300 horas de vuelo, aunque no impedirán que sigan operando, subrayó un portavoz de Airbus. La agencia precisó que las aerolíneas con A380 que superen las 1.800 horas de vuelo tendrán cuatro días -a partir del martes- para hacer los correspondientes exámenes, mientras que las que rebasen las 1.300 horas dispondrán de seis semanas.

Airbus ha establecido un esquema de reparación para los casos en los que se detecten fisuras, que podría contemplar acciones suplementarias si los daños son mayores. De acuerdo con el fabricante, aquéllas se observaron en inspecciones rutinarias y no en todos los aviones que han sido sometidos a escrutinio. Se encuentran en la parte interna en la que se fijan las costillas de las alas y son un fenómeno "muy normal" también en otro tipo de aeronaves para las que hay protocolos de reparación establecidos.

A comienzos de enero se localizaron fisuras en las alas de los A380, pero Airbus asumió que podía hacer las reparaciones en las revisiones que se realizan cada cuatro años. La EASA admitió que en una de las inspecciones se detectó un segundo tipo de grietas de mayor envergadura y por ello pidió una investigación más profunda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios