Habas y salaíllas para celebrar San Cecilio

l El Sacromonte se convirtió ayer en lugar de peregrinación. Más de 4.000 personas se concentraron en el entorno de la Abadía y la explanada de subida a las siete cuestas para festejar la celebración de San Cecilio, patrón de la ciudad. Como cada año, las habas y las salaíllas fueron el plato fuerte de la celebración, sin olvidarse de la tradicional paella, morcilla, pinchitos o lomo que se pudieron degustar en las distintas barras de la asociación de vecinos y la hermandad de los Gitanos. Todo un lujo para celebrar San Cecilio y pasar un día de campo con unas envidiables vistas a la Alhambra. Este año sí, los granadinos se han podido quitar el mal sabor de boca que dejó el año pasado la celebración debido al mal tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios