Sonrisas en la forma, distancia en el fondo

La apariencia cordial del saludo entre el secretario de Estado de la Santa Sede, Tarsicio Bertone, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no debe llamar a engaño. Las formas cuidadas de la visita del número dos de la estructura de la Iglesia Católica a Madrid no dejaron encima de la mesa las distancias en aspectos clave, de fondo, de la política que defiende el Gobierno. A pesar de que la reunión fue "cordial y de confianza mutua", el Ejecutivo volvió a asegurar ayer que es precisa una reforma de la Ley del Aborto y que su posición sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía es inamovible. Durante el desarrollo del encuentro, Zapatero realizó una invitación formal a Benedicto XVI a que regrese a España durante el año 2010, con motivo del año santo compostelano, el Xacobeo. El Gobierno aseguró que el encuentro se produce en "un buen momento" en las relaciones bilaterales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios