"Si el dinero está muy barato no se le da valor"

-Los 50.000 millones de euros de ayuda a los bancos, ¿de dónde los saca el Gobierno?

-El Tesoro aumentará las emisiones de deuda pública; tiene margen.

-¿Será útil la medida?

-Recapitalizará a entidades cuyos activos perdieron valor. Y servirá después para prestar a las empresas.

-Dicen que los economistas son estupendos analizando el pasado. Nadie pensó que la crisis iba a ser tan honda.

-Se ha disparado. Entre 2003 y 2008 se fue creando un balón, donde de vez en cuando se iba metiendo aire, con distintos productos.

-Se preveía una ligera desaceleración de la economía americana.

-Pero surge la crisis de las subprime, cuando los tenedores de las hipotecas pierden su nivel de solvencia al bajar el valor de las casas que habían comprado. Ahí se destapan los paquetes que se habían hecho.

-¿Qué ha pasado con esos fondos tóxicos?

-El dinero estaba barato, los inversores cada vez pedían más rentabilidad, había que inventar productos rentables y quitar riesgo de los balances de las empresas. Para evitar riesgos titulizas, para venderlo lo empaquetas con distintos niveles de riesgo. Al final tienes un fondo que parece muy solvente y no lo es.

-¿Nos salvará la actuación de los bancos centrales?

-Las inyección de liquidez de los bancos centrales y las garantías de los depósitos por los gobiernos refuerzan la percepción de solvencia de las entidades financieras e infunden confianza.

-¿Seguirá la psicosis?

-El balón aún no se desinfló del todo. Aun pueden salir más cosas. Las autoridades tienen que convencer a la opinión pública de que sus medidas son efectivas para ir capeando el temporal. Creo que la batalla será larga y habrá alguna víctima más.

-La pregunta del millón es ¿esto cuánto va a durar?

-Un amigo mío, lo explica en términos médicos: dos años de enfermedad extrema y cinco de convalecencia. Después, este país puede empezar a crecer otra vez.

-¿Cambiará el escenario?

-Puede quedar un miedo de los ahorradores a invertir en la bolsa, porque han sufrido y la renta variable aún puede caer un 30 por ciento. Y las empresas van a tener miedo a financiarse en los mercados y van a preferir crecer con ampliaciones de capital que les den más estabilidad.

-¿Se han equivocado los directivos de los bancos?

-Ha habido entidades que querían crecer a toda costa, vendiendo hipotecas sin las garantías suficientes. Amparados en que el precio de las casas era imparable. Pero hay bancos que crecieron sólidamente y tienen liquidez.

-Quién lo diría.

-Hay bancos con mucha liquidez, pero no prestan a los que no la tienen.

-O sea, la liquidez existe.

-Sí, no se fue a marte o la luna. Pero el mercado interbancario está roto.

-El problema no es sólo de los bancos. Si se pregunta al español medio "¿cómo le gustaría vivir?" contestará, "como vivo, pero pudiendo".

-Los bancos prestaron más de lo que debían y la gente se endeudó más de lo que podía.

-¿Asistimos a un dumping bancario por la garantía del Estado al 100% de los depósitos en Irlanda o Alemania?

-Todos los países de la UE deberían garantizar el 100% para evitar eso. No va a haber un crack. La alternativa no es volver al colchón, con bandas de rateros por todas partes, sabiendo que cada casa esconde un tesoro. Son pánicos infundados.

-¿Cómo afectará la crisis a Málaga, donde construcción e inmobiliario suponían un cuarto del PIB provincial?

-Este es de los sitios en donde si hay una casa para comprar, se puede vender: clima excelente, los extranjeros siguen valorándolo y comunicaciones fantásticas. Siempre ha habido ciclos en la Costa del Sol y de este saldrá.

-En este año y medio ha organizado el BEF, lo ha dotado de personal y está operando.

-Hemos entrado en Silicio energía, la filial de Isofotón.

-¿Entrarán de socios con Ficosa, en la empresa aeronáutica andaluza?

-La operación no está cerrada. También somos agente de pagos en un préstamo que hicieron las cajas andaluzas al Ayuntamiento de Jaén.

-Y el ritmo de crecimiento futuro ¿será mucho menor?

-Si los ahorradores meten el dinero en depósitos y bonos del Estado, eso no ayudará al crecimiento. Otra posibilidad es la financiación pública de las empresas en fase de crecimiento. El vicepresidente Griñán ha anunciado préstamos para empresas andaluzas con problemas puntuales de liquidez.

-En todo caso, viene un mundo completamente distinto.

-Sobre todo distinto al de los últimos cinco años, en los que el crecimiento se desmadró. Si el dinero está muy barato, no se le da valor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios