El fin artístico del 'Azor', el yate de Franco

l Después de 26 años de ser usado como embarcación de recreo por Franco y su familia y tras permanecer años abandonado cerca de un pueblo de Burgos, el Azor regresa a la actualidad convertido en obra de arte gracias al trabajo del artista Fernando Sánchez Castillo. Con el título Síndrome de Guernica, el último trabajo de uno de los artistas madrileños con mayor proyección internacional se exhibe en el espacio Abierto x obras de Matadero Madrid hasta el 18 de marzo. El yate fue construido por Astilleros Bazán para uso y disfrute del entonces jefe del Estado, y actuó como madrina de la embarcación María del Carmen Franco y Polo, hija del dictador. Con 47 metros de eslora y 10 metros de manga, la nave fue el yate de recreo de Franco y su familia y escenario de hechos históricos como las "conversaciones del Azor" entre Don Juan de Borbón y el Generalísimo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios