Don Hahn

"Por un terremoto completamos 'El rey León' en garajes y cocinas"

  • El productor de la célebre película, que ahora se ha estrenado en 3D explica que en un principio llamaron al proyecto 'Bambi en África' y que se basaron en historias antiguas de la Biblia, "como la de Moisés".

Comentarios 1

Don Hahn (Chicago, 1955) descubrió el mundo de la animación al trasladarse su familia a California. Forjado en Disney, comenzó como asistente de animadores en Pedro y el dragón Elliot (1977). Fue productor adjunto de ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988) y productor de títulos como La bella y la bestia (1991) o Pesadilla antes de Navidad (1993), en una etapa de renacimiento de los estudios Disney, que vino a refrendar El Rey León (1994), convertida ahora en 3D.

Entrevista a través de un chat. Algo impensable cuando se estrenó la película El Rey León en 1994. Uno de los clásicos imprescindibles de Disney se ha estrenado estas navidades en 3D, además de una reedición en los formatos domésticos actuales como el Blu-ray.

-Bastantes de las técnicas actuales eran impensables hace casi 20 años. ¿Qué escena concebía ya en su momento que era idónea para ser vista en 3 dimensiones?

-Todo el inicio con El círculo de vida. Parece que África cobraba vida frente a nosotros y al convertirse en 3D el efecto es realmente impresionante. Incluso para quienes hemos hecho la película.

-¿Por qué escogió usted El Rey León para convertirla en 3D? ¿Qué otra película Disney desearía adaptar con esta técnica?

-La conversión de una película hecha a mano en una experiencia de 3D era un riesgo. Quisimos comenzar con dos películas que nosotros sabíamos que la audiencia recordaría. El Rey León estaba en lo alto de la lista y La Bella y la Bestia, después. El experimento de 3D ha superado nuestras expectativas. No vale para todas las películas, pero sería estupendo ver a Peter Pan sobre Londres en 3D. No es un proyecto... sólo un sueño personal.

-Habrá sido emocionante para usted rejuvenecer El Rey León...

-Siempre emociona recuperar un proyecto, mejorarlo. Pero también hay otras historias. Una mujer que había perdido a su marido me dijo que la película realmente le ayudó a asumir su pérdida y sobre todo a explicárselo a sus hijos. Créame, nunca piensas que una película tendrá ese tipo de efecto, pero es muy emocionante cuando ocurre.

-¿Fue un trabajo que le cambió realmente la vida?

-Es una experiencia única en la vida para un cineasta. Realmente cimentó en mi mente el poder del arte y de la colaboración.

-¿Cuántas veces realmente ha visto la película?

-Probablemente mil veces. Y siempre veo algo diferente cada vez que la contemplo.

-Si se tuviera que quedar sólo con un momento...

-De nuevo elegiría El círculo de la vida. Cuando terminamos la secuencia y Hans Zimmer añadió la música la vimos y todos quedamos asombrados. De repente entendimos que esta película sobre un pequeño león se iba a convertir en una epopeya mucho más grande.

-Usted ha participado en la conversión en 3D tanto de El Rey León como de Pesadilla antes de Navidad, ¿qué diferencia hay entre convertir animación en 2D y una película stop-motion?

-La Pesadilla fue una pesadilla para transformarla en 3D. No había ninguna separación sobre los personajes y los stereographics (gráficos en nuevas dimensiones); literalmente hubo que construir una versión completa en 3D de las marionetas y juegos. El Rey León tenía sus desafíos pero la película original fue almacenada en niveles separados que nos dieron una gran ventaja para comenzar el proceso.

-¿Cuál es el personaje que sale más favorecido con este cambio?

-A mí me encanta Pumba. Es aún más grande y más redondo en 3D.

-Su película en los teatros también se ha convertido en un clásico que arrasa, como sucede ahora en Madrid. ¿Dónde reside el éxito?

-La clave está en la historia. Nadie va al teatro solamente a ver una técnica. El Rey León es una gran historia y por eso triunfa también en los escenarios.

-¿Qué ha ganado El Rey León al transformarlo en 3D?

-Si le soy sincero, todo y nada. La película está bien para adaptarse al 3D debido al estilo de dirección. Rob Minkoff y Roger Allers trabajaron la película con tomas más largas y con el sentido de África como un personaje más. El 3D realza todo esto. Cuando digo que no se ha ganado nada me refiero a la historia. Trabajamos mucho para hacer que el 3D apoyara la narración y no le quitara protagonismo. Es la paradoja de la animación. Trabajas durante años y gastas millones de horas en una película con el objetivo de hacer que la audiencia olvide que está viendo simples dibujos. Es la magia de la animación.

-¿Cree que con el paso de los años ha envejecido este rey?

-Lo bueno de la animación es que envejece muy bien. La historia es universal y algunos temas son eternos. Cuando hicimos la película deliberadamente dejamos al hombre fuera de la historia. Por tanto podría haber pasado hoy o hace diez mil años. Forma parte de la magia... En Disney hemos hecho más de 50 películas animadas en el estudio y de algún modo todas están conectadas. No habría un Rey León si no hubiera sido por el gran éxito y la habilidad del equipo que realizó La Bella y la Bestia, La Sirenita o Aladdin. Las películas que siguieron a El Rey León reflejan un crecimiento dinámico en la ambición de los animadores de abordar historias diferentes y abrazar técnicas diferentes. Pocahontas, El jorobado..., Mulan, Tarzán...

-Y de toda la filosofía que desprende El Rey León, ¿con qué mensaje se queda?

-Hay un tema subyacente sobre el día en que uno es un niño y tiene que madurar, aceptar la responsabilidad de convertirte entonces en un adulto. Esto aparece en otras películas de Disney.

-Pero no se imaginaba la repercusión que durante tantos años mantendría esta película africana.

-Todo comenzó queriendo hacer una historia sobre crecer en la vida. Lo llamamos Bambi en África, un término que vino de nuestro ejecutivo de desarrollo, Charlie Fink. Miramos mucho viejas historias, sobre todo historias de la Biblia como la de Moisés, donde un personaje nace con sus derechos y luego es exiliado y tiene que volver para reclamar su reino. Son historias de desvalidos que a la audiencia le gusta ver. ¿Me imaginaba este éxito? Ni en mis mejores sueños.

-Nació con problemas este Bambi africano...

-Esto no lo sabe la gente, un fuerte terremoto nos golpeó seis meses antes de que la película saliera y el estudio tuvo que ser cerrado. Durante unas semanas nosotros nos llevábamos los dibujos a casa y completamos El Rey León en garajes y en mesas de cocina. El equipo era asombroso... convivían con el estrés de un terremoto mientras terminaban la película.

-¿Y se imagina su película con otra banda sonora?

-No, realmente no puedo. Elton John, Hans Zimmer y el cantante africano Lebo M. son la opción perfecta para esta historia.

-¿Qué puede decir sobre su próximo proyecto, Frankenweenie?

-Es una película asombrosa dirigida por Tim Burton y que está rodada completamente en stop-motion, con marionetas como Pesadilla antes de Navidad. Tim es uno de los artistas de nuestro tiempo y Frankenweenie será un éxito cuándo salga en octubre de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios