Archivan la causa que acusaba a dos tedax de ocultar pruebas del 11-M

  • La Audiencia de Madrid da carpetazo a la denuncia de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M porque el asunto ya había sido juzgado con anterioridad

La Audiencia Provincial de Madrid ha archivado la causa abierta al ex jefe del grupo de técnicos de desactivación de artefactos explosivos (Tedax) de la Policía Juan Jesús Sánchez Manzano que se abrió a raíz de una denuncia de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M que le acusaba de actuaciones irregulares en la recogida y custodia de pruebas de los atentados.

En un auto notificado ayer, el tribunal acuerda "el sobreseimiento libre de la causa", instruida por la juez Coro Cillán, "por constituir la misma cosa juzgada material", ya que otra denuncia anterior por los mismos hechos, interpuesta por el partido político Alternativa Española, fue archivada por otro Juzgado de Madrid.

Además de Sánchez Manzano, en la causa, que Cillán instruía como titular del Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid, estaba imputada una perito de los Tedax.

La Audiencia de Madrid ha estimado así el último de los recursos de apelación presentado por Sánchez Manzano y la perito, que entendían que se les estaba investigando por unos hechos -el análisis, recogida y puesta a disposición de las muestras del 11-M- que otro Juzgado de Instrucción de Plaza de Castilla e incluso la propia Audiencia Nacional habían dado ya por juzgados. Ambos explicaban en su recurso que entendían que la denuncia hecha por la Asociación de Víctimas ante el Juzgado de Instrucción número 43 se basaba en los mismos hechos ya valorados por el Juzgado de Instrucción número 6 a raíz de la denuncia presentada por Alternativa Española contra Sánchez Manzano, la perito de los Tedax y otros funcionarios.

Ese Juzgado dictó el sobreseimiento libre de los hechos denunciados al considerar que "no eran constitutivos de infracción penal".

Además, los imputados subrayaban en su recurso que Cillán solo hizo referencia al inculparles a que existían dudas sobre el análisis de los explosivos, sobre la recogida y la entrega de muestras de los atentados del 11-M, dudas que "ni siquiera serían constitutivas de ilícito penal alguno". La Audiencia Provincial entiende que la narración de los hechos de las dos denuncias estudiadas en sendos Juzgados de Instrucción de Madrid, aunque no sea "idéntica", es "absolutamente coincidente" en cuanto a la supuesta ocultación de Sánchez Manzano y la perito de las pruebas obtenidas en los doce focos de las explosiones del 11-M.

El Tribunal Supremo, recuerda el escrito, dice que pueden ser considerados como cosa juzgada dos hechos cuando se da identidad del hecho y de la persona inculpada.

En este caso, se aprecia tanto la coincidencia del hecho como de la persona, porque, aunque el Juzgado de Instrucción número 6 investigó a más funcionarios policiales, los dos querellados también estaban imputados en ese primer procedimiento que fue archivado.

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M admitió ayer su "conmoción y desolación" por el archivo de la causa y anunció que recurrirá ante el Supremo. Señala que el auto no valora la existencia o no de delitos cometidos por Sánchez Manzano y su perito y "en ningún caso niega que los policías querellados hayan ocultado pruebas", por lo que sostiene que esta decisión "no significa ni mucho menos zanjar las responsabilidades aún pendientes". "Si en estos casi ocho años -apunta el colectivo en un comunicado- que se van a cumplir de aquella tragedia hemos pasado por momentos dolorosos, comportamientos obstruccionistas e intentos de asfixia económica, nunca hemos cejado en nuestro empeño y siempre nos hemos sabido recomponer gracias al apoyo y cariño constante de la sociedad española que tampoco se resigna a que el 11-M quede impune. Y en esta ocasión también lo haremos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios