Bush escribe al Rey para subrayar que España es un "aliado vital"

  • EEUU tiende puentes para allanar el camino a McCain en caso de victoria

De la indiferencia a un moderado interés. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, tradicionalmente distante con España desde que José Luis Rodríguez Zapatero retirase las tropas de Iraq, ha enviado un mensaje al Rey Juan Carlos con motivo de la Fiesta Nacional de mañana domingo en el que asegura que España es un "aliado vital" para su país.

"España es un aliado vital de Estados Unidos y esperamos que en el futuro se intensifiquen nuestras relaciones", afirmó el mandatario en el mensaje remitido a Don Juan Carlos, dado a conocer ayer por la Embajada de Estados Unidos en España.

Bush, que felicita al pueblo español por la Fiesta Nacional del 12 de octubre desde un "espíritu de amistad y admiración" del pueblo norteamericano, asegura que Madrid y Washington comparten una "fuerte y duradera" relación de "amistad".

Además, el mandatario estadounidense recuerda que el 12-O también es un día festivo en su país, con el que se quiere conmemorar la "importancia histórica" de la llegada de Cristóbal Colón al continente americano.

Por último, Bush recuerda que en estas fechas también se celebra en Estados Unidos el Mes de la Herencia Hispana, con el que se destaca la contribución que hace a su país la cultura española y la población de origen hispano.

Estados Unidos volverá a participar, por tercer año consecutivo, en el Desfile con motivo del Día de la Fiesta Nacional que presidirán en Madrid mañana los Reyes, acompañados por el Gobierno en pleno y las más altas instituciones del Estado.

Según fuentes militares consultadas por Europa Press, Estados Unidos ha sido invitado a la parada militar junto al resto de "países amigos y aliados" que participan en los Cuarteles Generales Terrestre y Marítimo de Alta Disponibilidad de la OTAN en España.

El embajador norteamericano en España, Eduardo Aguirre, también acudirá al desfile y a la posterior recepción que ofrecerán Don Juan Carlos y Doña Sofía en el Palacio Real, según confirmaron fuentes de la representación diplomática.

Tras la ausencia del desfile en 2004 y 2005, será la tercera ocasión consecutiva en que la enseña de las barras y estrellas será exhibida por un abanderado militar norteamericano en el madrileño Paseo de la Castellana.

En el desfile de 2003, en el que participó la enseña norteamericana junto a la de otros países que intervinieron en la guerra de Iraq, el entonces líder de la oposición, José Luis Rodríguez Zapatero, no se levantó a su paso como muestra de su rechazo a la contienda. Parece que ahora Bush pretende allanar el camino diplomático si el próximo inquilino de la Casa Blanca es el republicano John McCain.

Aunque, de momento, no es lo que indican las encuestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios