Carrillo cree un error dejar la memoria histórica en manos de los jueces

  • El ex líder del PCE quiere que el Congreso y el Senado condenen la sublevación contra la Segunda República y los años de régimen franquista.

Comentarios 17

Dejar "el tema de la memoria histórica" en manos de los jueces "no es el mejor camino". Eso al menos es lo que opina el ex secretario general del Partido Comunista Santiago Carrillo, que afirmó que la iniciativa del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de juzgar los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo puede ser un "error". La solución por la que aboga el  histórico líder del PCE es que Congreso y Senado presenten una resolución que "condenase la sublevación" de Francisco Franco y el resto de militares que se sublevaron contra el régimen de la Segunda República y los años de la dictadura.

En la presentación de su libro 'La crispación en España. De la Guerra Civil a nuestros días', Carrillo se ha referido a la investigación abierta por Garzón, que, apuntó, "plantea un problema que está en la realidad" y que quienes debían haberlo abordado "no lo han hecho". En este punto, y aunque aseguró que su intención no es criticar al juez de la Audiencia Nacional, señaló que le parece un "error", una "carabina de ambrosio", dejar este asunto en manos de los jueces.

"Tal como está la magistratura en estos momentos no podemos hacernos muchas ilusiones", afirmó Carrillo en referencia al recurso presentado por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, que solicita al pleno de la sala de lo penal de este tribunal que anule el auto de Garzón.

A su juicio, el camino correcto pasa por las Cortes, por que tanto el Congreso de los Diputados como el Senado aprueben una resolución que "condenase la sublevación" de Francisco Franco y el resto de militares que se sublevaron contra el régimen de la Segunda República y los años de la dictadura, negándole cualquier tipo de "justificación".  

Tras subrayar que es el Estado el que debe "preocuparse" por dar sepultura "cristiana o civil" a los asesinados y "reivindicar" el nombre de las víctimas republicanas, señaló que sí "es verdad" que en ambos bandos se cometieron "barbaridades" durante la Guerra Civil, pero la diferencia es que las víctimas nacionales fueron "reivindicadas y homenajeadas" durante los 40 años de franquismo y los republicanos "juzgados" y fusilados" por sus crímenes. 

También destacó que los crímenes cometidos por el bando nacional fueron "sustancialmente mayores" y, "lo más importante", siguieron cometiéndose una vez acabada la Guerra Civil y proclamada la paz. "Si hubiera ganado la República no hubiera habido miles de asesinados tras terminarse la Guerra", aseguró el ex secretario general, que se mostró contrario a que publiquen los nombres de los "asesinos" del bando sublevado, ya que, en su opinión, "caería sobre la cabeza" de sus hijos y nietos", muchos de los cuales "son ahora gente democrática".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios