Desencuentro total entre Garzón y PP

  • El juez impide a los populares personarse en la causa de la trama de corrupción y detecta "serios indicios" contra aforados · Génova recurre un auto "jurídicamente impresentable" y exige nombres

El nuevo desencuentro entre el juez Baltasar Garzón y el PP se recrudece. Si en el pasado fueron causas como el franquismo las que les enfrentaron ahora lo hace la investigación de una trama de corrupción que salpica al PP en pleno periodo electoral. El juez Garzón encontró ayer "serios indicios" que podrían vincular a parlamentarios y altos cargos del PP en Madrid y Valencia con la red de empresarios corruptos, liderada por el empresario Francisco Correa.

El magistrado denegó al PP su solicitud de personación en la causa abierta por el caso Gürtel, tal y como los populares habían solicitado el pasado jueves, porque "existen serios indicios de que personas vinculadas o integrantes de esa formación podrían tener responsabilidad penal en esta causa o en otras que se incoen tras la inhibición que se acordará por razón de aforamiento de algunas de ellas". Con el rechazo a la personación del PP, el juez Garzón evitó también su recusación en este procedimiento, otra de las peticiones de los populares.

Según explicó el magistrado, la condición de "aforados" de estas personas -parlamentarios o altos cargos en las administraciones- le obligarían a incoarse en la causa contra estos políticos y el caso pasaría a manos de los Tribunales Superiores de Justicia, en el caso de ser parlamentarios regionales o al Tribunal Supremo, si llegara a verse envuelto un diputado nacional.

El magistrado señaló que la resolución se producirá una vez se termine el "análisis policial de los documentos y datos obtenidos en la investigación". En un auto notificado la víspera, el magistrado ya anunciaba que está investigando a qué cargos públicos del PP en ayuntamientos y consejerías de las comunidades de Madrid y Valencia sobornó presuntamente el cerebro de la trama, encarcelado el pasado miércoles junto a dos de sus máximos colaboradores, su primo Antoine Sánchez y Pablo Crespo.

Según Garzón, para el PP no existe "ningún perjuicio", al menos "jurídicamente hablando", en esta causa, en todo caso los perjudicados serían "las administraciones o instituciones a las que pertenezcan las personas afectadas, alguna de ellas ya imputada".

Cree por ello que "resulta absolutamente incompatible" que el PP pueda estar personado como acusación particular, "como tampoco puede serlo (el partido) a título de imputado por tratarse de una persona jurídica". También estima "prematuro" considerar al PP "responsable civil subsidiario" o "acusación popular", al no reunir los requisitos exigidos legalmente.

Tras conocer la decisión del juez Garzón, los populares pidieron conocer cuanto antes la identidad de los supuestos cargos políticos implicados en la trama de corrupción y anunciaron que recurrirán "inmediatamente" el auto ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional por considerarlo "jurídicamente impresentable".

El portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, calificó de "desfachatez" que el magistrado niegue que los populares sean "perjudicados" en la investigación y destacó también que "es una barbaridad inaceptable" que anuncie "imputados de futuro como si fuera una amenaza" cuando habla de los "serios" indicios contra aforados del PP en su auto. "Resulta una desfachatez que no se nos considere perjudicados, un despropósito jurídico que diga que contra su decisión no cabe recurso y una barbaridad inaceptable que anuncie que puede haber imputados de futuro que puedan ser aforados, como si fuera una amenaza", señaló.

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ahondó en la petición de Trillo para que se conozcan cuanto antes las personas implicadas. "Si hay de verdad altos cargos que pueden ser aforados, es decir que deberían ser juzgados por otros tribunales, él perdería la competencia", dijo en declaraciones a una televisión.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega, dio la réplica al PP apuntando directamente a su responsabilidad. "No veo que lanzar cortinas de humo y sospechas sirva para afrontar las responsabilidades propias", aseguró. "Hay una investigación que se está haciendo en un juzgado sobre una trama vinculada al principal partido de la oposición; debe resolverse en el ámbito del PP", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios