Detienen en Guipúzcoa a un presunto etarra que iba armado y en bicicletaQuiroga insta a educar a los jóvenes en valores pacíficos para erradicar el terrorismo

  • Ibai Beobide Arza, arrestado por la Guardia Civil en un control rutinario, podría estar implicado en el atentado de 2008 contra medios de comunicación en BilbaoLa presidenta del Parlamento vasco plantea las conclusiones del VI Congreso de Víctimas

Agentes de la Guardia Civil detuvieron ayer en Guipúzcoa a un etarra que iba en bicicleta y que se encontraba armado, según informaron fuentes de la lucha antiterrorista. Estas mismas fuentes precisaron que la detención se produjo en un control rutinario del Grupo Antiterrorista Rural (GAR) de la Guardia Civil entre las localidades de Asteasu y Villabona. El presunto etarra portaba en el momento de su arresto un arma y una mochila con planos del País Vasco y Navarra sin anotaciones así como un pendrive de memoria que, al cierre de esta edición, estaba siendo analizado, documentación falsa, ropa, un saco de dormir y herramientas para la bicicleta en la que se desplazaba.

Tras su arresto, el presunto etarra, que se identificó como Ibai Beobide Arza, trató con insistencia de autolesionarse llegando a darse un golpe en la cabeza con el vehículo de la Guardia Civil. Fue trasladado a un hospital de San Sebastián donde continuó con sus intentos de autolesionarse.

Así consta en el informe del médico que le atendió en el que además se refleja que el detenido fue atendido de una herida leve en la frente en la que se le aplicó un punto de sutura y pomada. Fue al médico ante quien el arrestado se identificó con la identidad que ha trascendido, precisaron las mismas fuentes.

Los enseres que portaba indican que el detenido podría llevar días en el monte, si bien del material encontrado no se prevé ninguna actuación inmediata, añadieron estas fuentes.

El presunto miembro de ETA estaría relacionado con el atentado cometido por la banda contra la sede de EITB en Bilbao el 31 de diciembre de 2008, dada la coincidencia del ataque con la fecha de su huida, según indicaron fuentes de la investigación que añadieron que el arrestado habría pertenecido a un grupo de apoyo del comando Bizkaia activo ese año, cuando se produjo la acción terrorista. ETA utilizó una furgoneta bomba cargada con 100 kilos de explosivo para atentar contra la sede de la radio televisión pública vasca. En el edificio, ante el que explotó el vehículo-bomba, se encuentran también ubicados la Hacienda foral y numerosos medios de comunicación, como El Mundo, Deia, Marca, Antena 3, Expansión y Onda Cero.

La explosión, que se produjo a las once de la mañana, no provocó daños personales, pero sí cuantiosos desperfectos materiales.

El 10 de diciembre de ese año la Guardia Civil desplegó una operación contra la banda en Bizkaia y, como consecuencia, se produjo otra en Francia, pero las fuentes consultadas no precisaron si el detenido tuvo relación con aquel operativo.

Con esta detención ya son 16 los detenidos por su relación con la banda terrorista ETA en lo que va de año. Once de ellos en España, dos en Portugal y tres en Francia.

El traslado en bicicletas para cruzar la frontera se convirtió en algo frecuente desde que el jefe de los comandos de la banda, Garikoitz Aspiazu, Txeroki, lo fomentase por razones de seguridad. No es la primera que los miembros de la banda terrorista utilizan este medio de circulación para pasar desapercibidos, sobre todo a la hora de cruzar la frontera entre España y Francia. Así, en 2006, los agentes detuvieron a los dos presuntos liberados del comando Urederra, asiduos al uso de bicicletas en sus desplazamientos para cruzar la frontera. También iban en bicicleta Joseba Mikel Olza y Ugaitz Astiz Arangoa, éste último huido del comando Urederra, detenidos en noviembre de 2008 en Francia.

El VI Congreso de las Víctimas del Terrorismo concluyó ayer con un alegato, aplaudido por los afectados, por educar a los jóvenes en valores pacíficos y desintoxicarlos de la violencia, como fundamento para erradicar el terrorismo y conseguir una convivencia pacífica.

Estas consideraciones fueron planteadas en la clausura de este Congreso, que se ha celebrado durante tres días en Salamanca, por la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, quien propuso que las familias "eduquen a los jóvenes" en valores éticos para que se distancien del "odio" que algunos sufren por "un lavado de cerebro" por parte de los violentos.

La política popular mostró su preocupación por los datos de una encuesta realizada por el Defensor del Pueblo vasco sobre la juventud en el País Vasco, que señala que el 18% de los escolares dice que en las familias se sostiene que "hay motivos para que ETA actúe".

Quiroga expresó su convencimiento de que en el seno de la familia es donde nace "la justificación a ETA" y sigue "en sus círculos más próximos", por lo que es también en la familia donde "se reciben los valores para el futuro y donde aprendemos que no existe justificación para la muerte".

La presidenta del Parlamento vasco pidió perdón en dos ocasiones porque los políticos "no han estado a la altura de las circunstancias" que las víctimas exigen, aunque les aseguró que los terroristas "no podrán con nosotros".

Su deseo fue el de "arropar con todo el apoyo posible a los afectados por la tragedia" y el de hacer todo lo posible para que no vuelva a ocurrir, algo que, consideró, "es la deuda que la sociedad adquiere automáticamente con las víctimas".

Algunas víctimas insistieron ayer en la falta de compromiso del Gobierno con ellas al no haber acudido a este encuentro el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Pero el ex ministro de Trabajo Jesús Caldera, que asistió al acto de clausura, insistió en que el compromiso del Gobierno con las víctimas es "inequívoco, permanente, y continuo", a pesar de que Zapatero no asistiera. Caldera dijo desconocer el motivo, aunque recordó que en estos momentos es el presidente de turno de la UE, pero recalcó que el Ejecutivo estuvo representado en la inauguración del Congreso por el ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

El VII Congreso de Víctimas del Terrorismo se celebrará el año que viene en New York, donde de nuevo acudirán diversas autoridades políticas como lo han hecho en esta edición Caamaño; el presidente del PP, Mariano Rajoy; el ex jefe del Ejecutivo José María Aznar y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios