Dimite el coordinador de Seguridad de Madrid tras ser imputado por el caso del pequeño Nicolás

  • El juez imputa a Emilio García-Grande, a un guardia civil, dos policías municipales y una funcionaria que supuestamente facilitó al joven un DNI falso.

Comentarios 3

El coordinador de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Emilio García Grande, ha presentado su dimisión "irrevocable" tras ser llamado a declarar como imputado para aclarar si facilitó información de su departamento a Francisco Nicolás Gómez Iglesias y percibió alguna cantidad por ello. Según fuentes municipales, García Grande ha presentado su dimisión, que ha sido aceptada por el delegado madrileño de Seguridad y Emergencias, Enrique Núñez, "para salvaguardar el honor de los cuerpos a los que representa" pero sin que el juez le haya imputado "ningún delito".

La dimisión de este responsable municipal, primera que se produce por el caso, llega después de que se hiciera pública una providencia en la que el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid le cita para "prestar declaración en calidad de imputado" el próximo 17 de abril. El juez ha citado a García Grande y a otras cinco personas a la vista de diferentes informes policiales sobre la relación que supuestamente habrían mantenido con Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el pequeño Nicolás, investigado por la posible comisión de delitos de falsedad, estafa y usurpación de funciones.

La Policía Nacional adjunta en sus informes numerosos mensajes que pondrían de manifiesto "además de una relación muy cercana y personal entre los partícipes y el detenido (Nicolás), una evidente facilitación de numerosa información, de carácter reservada, a la que tendrían acceso por el puesto que ocupan", según uno de los informes policiales incluidos en el sumario. Según un informe policial que apareció publicado en medios de comunicación, el nombre de este responsable municipal aparece en un apunte de una supuesta contabilidad B del pequeño Nicolás, encontrada en un registro domiciliario, junto a la cantidad de 5.000 euros que la policía investiga si habría percibido a cambio de información reservada y del uso de vehículos oficiales.

La dimisión del coordinador de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, que ha sido solicitada este jueves por los grupos de la oposición en el Ayuntamiento -PSOE, IU y UPyD-, se ha producido apenas tres horas después de que el Gobierno municipal destacase que el juez que investiga las actividades del pequeño Nicolás no le ha imputado "ningún delito". Fuentes municipales habían señalado tras conocer la noticia que que declarar en calidad de imputado implica única y exclusivamente una garantía procesal para que las personas citadas acudan al juzgado con abogado sin que, en este caso, suponga la imputación de un delito.

El juez que investiga desde octubre las actividades de Francisco Nicolás ha citado a declarar como imputadas en esta causa a otras cinco personas. Además de García Grande, el mismo 17 de abril acudirán a declarar el propio Francisco Nicolás Gómez Iglesias, que ya estaba imputado, y el policía municipal de Madrid Jorge G.H., quien acompañó al joven en un viaje a Ribadeo (Lugo) y que fue apartado de su puesto en la unidad de escoltas del consistorio por decisión del delegado, Enrique Núñez. El magistrado Arturo Zamarriego también ha llamado a declarar como imputados, el 24 de abril, al policía municipal Felipe G.S., al guardia civil destinado en la Casa del Rey Javier S.L., y a la Policía Nacional que hizo un nuevo carné de identidad a Francisco Nicolás el 10 de septiembre de 2012, en el que supuestamente se utilizó una foto que no corresponde al joven, según consta en el sumario de la causa.

Entre las diligencias, pide que se haga al Ayuntamiento de Madrid el ofrecimiento de acciones para que en el plazo de cinco días pueda personarse en la causa como parte. Asimismo, figura una petición a la Tesorería General de la Seguridad Social para que facilite toda la información que obre en su base sobre Gómez Iglesias desde el año 2012. También solicita el magistrado a Telefónica el tráfico de llamadas entrantes y salientes relativa a los número de móviles de varios de los nuevos imputados. 

Y pide que una periodista del diario online Público que comunicó en una cadena de televisión que tenía dos DNI del joven con sus datos idénticos, excepto la foto y firma, los presente en el Juzgado. El pequeño Nicolás volverá al juzgado tras haberse negado a declarar en dos ocasiones. En todas ellas aleagó que el sumario no estaba completamente abierto, un extremo que ya no se da. El joven se encuentra en libertad provisional aunque imputado por varios delitos desde mediados de octubre. Tras su detención, compareció ante la juez del Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid por supuestamente haberse hecho pasar por asesor del Gobierno de España con documentación falsa. 

Esta juez se inhibió a favor del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, cuyo titular, Arturo Zamarriego, instruye las diligencias de origen. En su declaración policial, afirmó que elaboró los documentos de un informe de Presidencia que se le intervino en su detención con "información de internet" y que lo empleaba para exhibirlo en su coche, como hizo con uno de los empresarios a los que presuntamente estafó. Agentes le preguntaron entonces acerca de un dossier con 49 hojas con membrete de Presidencia del Gobierno y con el subtítulo Vicepresidencia del Gobierno y Ministerio de la Presidencia, bajo el titular de ' Comité para la Planificación del Plan E-GG'. Al respecto, el joven señaló que "todos los documentos" los ha elaborado con "información de internet", sin que hiciera uso de ello y relató que los llevaba en el coche para exhibirlos. No obstante, afirmó que sí uso un portadocumentos con el escudo de la Casa del Rey, que "es auténtico creyendo que se lo facilitó Carlos García Revenga", que fue secretario personal de las infantas.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios