Mas y Duran se ven hoy las caras en plena crisis por la división de voto

  • La divergencia entre los diputados de Convergència y los de Unió sobre el pacto 'antiyihadista' abre una brecha en CiU

Los dirigentes de CDC y de UDC se verán hoy las caras en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de la Federación de CiU (CENF) con la peliaguda polémica abierta a raíz de la división de voto en el Congreso de los Diputados, que ha generado una crisis que va más allá del grupo parlamentario en Madrid.

El CENF, que se celebra de forma ordinaria una vez al mes, está presidido por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, que no ha intercedido públicamente en la crisis, y asistirán el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida; el secretario general de UDC y de CiU, Ramon Espadaler; el número tres de la federación y dirigente convergente, Lluís Corominas, y el coordinador general de CDC, Josep Rull.

Fue precisamente en el último CENF, del pasado 26 de enero, en el que se abordó qué posición tendría CiU en la toma en consideración de la proposición de ley contra el yihadismo, pero el episodio del pasado martes en el Congreso, con la votación por separado de los diputados de CDC y UDC, puso de relieve que el asunto no quedó bien cerrado en el órgano ejecutivo de la federación.

Según relatan algunos presentes, las reuniones del CENF se caracterizan, en algunas ocasiones, por evitar concreciones en asuntos que puedan generar polémica entre los dos socios de federación, pero hoy se espera que los dirigentes entren a fondo en el conflicto abierto por la división de voto, porque tanto desde CDC como desde UDC se han alzado voces pidiendo una solución.

En CDC, las fuentes consultadas subrayan que nunca hubo intención de desautorizar a Duran y, pese a admitir que existe una crisis en CiU, confían que en el CENF de hoy se empiece a instaurar la paz y que la sangre, en esta ocasión, no llegue al río.

Pero, como presidente de CiU en el Congreso, Duran se siente desautorizado, después de que los diputados de CDC rompieran la disciplina de voto al abstenerse el pasado martes, cuando los de Unió votaban a favor de la toma en consideración del pacto antiyihadista.

El líder democristiano avisó el pasado viernes de que hubo una llamada de la cúpula de CDC encabezada por Josep Rull a los diputados convergentes en Madrid pidiéndoles que votaran diferente de los de Unió.

Para Duran, el conflicto no es sólo una cuestión del grupo parlamentario en el Congreso, como sostuvo Artur Mas cuando comentó escuetamente el conflicto, a preguntas de los periodistas, el pasado miércoles.

En Unió están molestos por la desautorización a Duran y han reaccionado a esta situación marcando perfil propio, con contundentes declaraciones de Ramon Espadaler.

El secretario de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Roger Albinyana, defendió ayer por otra parte que las nuevas delegaciones en Roma y Viena tienen todo el amparo legal posible.

En una entrevista en el 3/24, el canal informativo de TV3, Albinyana admitió que les "sorprendería mucho" que el Gobierno de Mariano Rajoy confirmara su intención de recurrir al Tribunal Constitucional la apertura de las delegaciones de la Generalitat en Austria e Italia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios