"Extremadura es agua pasada"

  • El máximo líder de la coalición asegura que "las políticas de derechas nos han llevado al desastre y el cambio no llegará a Andalucía con Javier Arenas sino con políticas de izquierdas auténticas"

Comentarios 46

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara (Argamasilla de Alba, Ciudad Real, 1952), parece que no está dispuesto a que su caolición tenga una salida a la extremeña en Andalucía: "Extremadura es agua pasada". Pero advierte que lo que sea será con el programa en lo alto de la mesa.

-¿Responderán ustedes a la reforma laboral presentada por el Gobierno con una huelga general?

-La capacidad de convocar huelga general no es nuestra, es de los sindicatos. Una reforma agresiva de estas características, tal y como la califica el propio Gobierno de la derecha, debe ser respondida con razones, argumentos y hechos. Estaremos hombro con hombro con lo que digan los representantes sindicales para frenar esta nueva involución contra unos derechos sociales y laborales que costó conseguir y que no vamos a regalar.

-5,3 millones de parados según la última EPA. Algo había que hacer, ¿no?

-Hace tiempo que se deberían haber tomado medidas. Tras este dato estadístico hay millones de dramas, unos más graves que otros. En España hemos sufrido la crisis financiera internacional y la nuestra propia, que tiene que ver con el modelo de desarrollo especulativo del ladrillo. Los gobiernos del PP y del PSOE son responsables de esta última por permitir el crecimiento de la burbuja inmobiliaria.

-¿Cuál es la alternativa de IU?

-Desde luego, no pasa por las políticas de ajustes y recortes. Pasa por buscar más ingresos entre los beneficiarios de la crisis, la lucha sin cuartel contra el fraude fiscal y por una fiscalidad progresiva que nada tiene que ver con la bajada de impuestos a los ricos. No podemos obviar que el 3% de las grandes empresas defraudan 42.700 millones de euros. Además, a través una banca pública, es necesario apoyar a los pequeños y medianos empresarios. En definitiva, inversión pública para crear empleo y defender lo público.

-¿Teme que el deterioro del mercado laboral provoque una reacción popular no tan controlada como la del 15-M?

-El miedo se ha instalado en la sociedad. Hay miedo a perder el empleo o a no encontrarlo. El Ejecutivo del PSOE puso en marcha políticas que nos llevaron a donde estamos, y el PP llega con más recortes. Para colmo, cada vez hay más gente en la precariedad más absoluta al perder el subsidio. ¿Esto va a provocar un estallido? No hay estallidos globales y definitivos. La ciudadanía tiene que optar por tomar conciencia de que estamos así por las políticas neoliberales de derechas, y apostar por políticas de izquierdas diferenciadas.

-La mayoría, sin embargo, parece dispuesta a hace sacrificios si finalmente se vuelve a la senda de la creación de empleo, ¿no?

-El poder adquisitivo de los trabajadores ha bajado de forma muy significativa, los pensionistas ven congeladas sus pensiones, el 63% de los asalariados no llega a los 1.000 euros. Ellos sí hacen un esfuerzo en esta crisis, el problema es que los que tienen más responsabilidad, no.

-¿Qué parte de culpa tiene la izquierda europea en que la salida de la crisis tenga tintes más neoliberales que socialdemócratas?

-Los partidos socialistas tradicionales tienen culpa porque renunciaron a sus principios socialdemócratas por las políticas neoliberales. Ese vacío tiene que ocuparlo la izquierda alternativa; es decir, IU en España.

-¿Cómo valora el debut de Rajoy en Europa?

-Nos dijo que cuando pusiera los pies en Bruselas se arreglaba la crisis del euro. Parecía que iba a proponer, cuando menos, un aplazamiento del plan de recortes del déficit, pero se ha ratificado en que España cumplirá con el Plan de Estabilidad. Esto significa que va a recortar los Presupuestos Generales en unos 30.000 millones de euros. Es sorprendente que tenga la intención de decirlo tras las elecciones andaluzas y asturianas. Está obligado no ya a protagonizar un acto de valentía política sino un acto de honestidad e informar antes del 25 de marzo.

-¿Tanta incidencia cree que pueden tener esos recortes en las elecciones andaluzas?

-No me cabe le menor duda. Lo que está ocultando va a hacer daño a los españoles y a los andaluces. No ayudará al PP andaluz. De todas formas, espero que la ciudadanía, que queda advertida, reaccione e impida una mayoría absoluta de Arenas que sería un desastre para Andalucía.

-Si el PP no logra mayoría absoluta y no puede sumarla con otras formaciones, ¿IU apostará por un Gobierno de coalición o tendrá una salida a la extremeña?

-Extremadura está ahí. Es agua pasada y no tiene nada que ver ni con la situación de España ni con la de Andalucía. El futuro está en manos de los andaluces. En función de su voluntad se establecerá una correlación de fuerzas y entonces los compañeros hablarán de pactos y alianzas. Pero tiene que quedar claro que las políticas de derechas son las que nos han llevado al desastre y el cambio no llegará con el señor Arenas sino con políticas de izquierdas auténticas.

-¿En Extremadura no ha puesto de manifiesto IU su volubilidad apoyando sin complejos el Presupuesto de Monago?

-Se han abstenido…

-Sí, pero es casi lo mismo, ¿no?

-Hay gente que se empeña en trasladar la situación extremeña a Andalucía y se equivoca. Aquí vamos a hablar de políticas concretas y no nos vamos a mover porque moverse sería un error. Además, sería engañar a los electores, que deben recibir mensajes muy claros. IU tiene un proyecto alternativo que, además, se ha adaptado para dar respuesta a los problemas de Andalucía. La posición federal no ha cambiado.

-¿Gordillo encabezará la lista de IU por Sevilla?

-No lo sé. Es una decisión que toman en Andalucía.

-¿Cumplirá la ley de Incompatibilidades?

-Me parece bien que se haya aprobado esa incompatibilidad. O se es alcalde o se es parlamentario.

-O sea, ¿si va en la candidatura dejará la alcaldía de Marinaleda?

-Cumplirá la legislación.

-¿Es Gordillo un buen interlocutor para negociar con el PSOE?

-Los interlocutores de IU con el PSOE tendrán el programa en la mano.

-Ustedes en el Congreso han logrado un grupo importante, pero muy heterogéneo. ¿Cómo van a lograr un discurso cohesionado?

-Tenemos tres grupos diferentes, con programas y trayectorias diferentes. Pero en lo fundamental coincidimos. Si surgen discrepancias, las resolveremos por cauces democráticos.

-¿Qué se ha quebrado con la inhabilitación del juez Garzón?

-Se ha dado un duro golpe a la credibilidad de la Justicia en general, y del Supremo en particular. Un país donde se absuelve a los corruptos y se condena a un juez tiene un grave problema judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios