La Fiscalía advierte que el humor negro no exime a un chiste de ofender a las víctimas

La Fiscalía de la Audiencia Nacional cree que la valoración de los chistes del concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata sobre Irene Villa como humor negro "no permite descartar a priori el conocimiento y la intención de humillar a las víctimas" y por ello debe declarar como imputado. Así lo expone la fiscal Blanca Rodríguez en el recurso de apelación interpuesto ayer ante la sección segunda de la Sala de lo Penal contra la decisión del juez Santiago Pedraz de archivar la querella de la asociación Dignidad y Justicia contra el concejal, al que llegó a citar como imputado para el 7 de julio, aunque después lo anuló tras recibir una carta de Irene Villa.

Para Rodríguez resulta "imprescindible" que el juez le tome declaración, tal y como tenía previsto en un principio, "puesto que es el elemento probatorio fundamental para acreditar la presencia de ánimo de desacreditar, menospreciar o humillar". La fiscal critica que Pedraz la haya descartado aduciendo que supondría para él un plus de perjuicio moral, lo que el juez califica como "pena de telediario" o "pena de paseíllo". "No parece razonable en puridad procesal justificar la anulación de la comparecencia en la necesidad de evitar una posible pena de paseíllo o de telediario", sostiene la fiscal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios