IU y los nacionalistas ven en la Ley de Seguridad Nacional una agresión contra las autonomías

La Comisión Constitucional del Congreso aprobó ayer el proyecto de ley de Seguridad Nacional con el apoyo del PP, el PSOE y UPyD y el voto en contra de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), los nacionalistas catalanes y vascos y los independentistas de ERC y Amaiur, que denunciaron que la iniciativa pretende "laminar" las competencias de las comunidades autónomas. Ahora, y tras la incorporación las últimas enmiendas del PSOE y algunas pactadas con PNV y Convergencia e Unió, la ley se envía al Senado para que continúe allí su tramitación y pueda estar definitivamente aprobada antes de que finalice la legislatura el próximo otoño.

Populares y socialistas, que han caminado de la mano en la tramitación de esta ley, negaron que el proyecto tenga el objetivo de quitar competencias a los gobiernos territoriales y defendieron que la seguridad nacional debe ser "competencia exclusiva" del Estado. Además, el portavoz del Grupo Socialista, José Enrique Serrano, rechazó que este proyecto esté relacionado con la situación en Cataluña, como advirtió ERC, y recordó que comenzó su andadura legislativa en 2009. En términos similares se expresó la portavoz del PP, Beatriz Rodríguez Salmones, que recalcó que esta ley no tiene "nada que ver" con la situación en Cataluña. "No hay la menor alusión en ninguno de los artículos a esta cuestión", insistió.

La dirigente socialista y cabeza de lista a las elecciones generales por Barcelona, Carme Chacón, le pidió al Govern presidido por Artur Mas y "a sus amigos que han puesto en marcha el proceso independentista" que "dejen de manipular y que dejen de mentir" porque la Ley de Seguridad Nacional "no tiene nada que ver con el proceso soberanista" catalán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios