Interior apuesta por expulsar a los inmigrantes multirreincidentes

  • Fernández Díaz anuncia reformas judiciales para evitar que algunos hagan de los robos y asaltos una forma de vida · El Gobierno prepara un reglamento para mejorar las condiciones de los centros de internamiento

Comentarios 3

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, abogó ayer por expulsar del país a los inmigrantes que sean multirreincidentes.

En una entrevista en Rac-1, Fernández Díaz apuntó que una de las prioridades del Gobierno es luchar contra las personas que han convertido los pequeños robos y los asaltos como una "forma de vida".

"A mí me ha dicho la Policía -agregó- que la multirreincidencia se acabaría mandando a la cárcel a un grupo de delincuentes y echando fuera del país a otros. Sin perjuicio de su constitucionalidad, se tienen que poner leyes que eviten la multirreincidencia".

En este sentido, Fernández Díaz insistió que "a los multirreincidentes inmigrantes se les tiene que echar del país y a los de aquí se les debe mandar a la cárcel".

El ministro del Interior subrayó que los jueces deben tener las herramientas para poder evitar que haya personas que conviertan su vida en un delito permanente y garantizó que el Gobierno se las dará.

Fernández Díaz aseguró que la voluntad del Gobierno es aprobar "con la mayor rapidez posible" un reglamento de funcionamiento de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), para lo que ya ha constituido un grupo de trabajo. El titular de Interior lo anunció ayer en la sesión de control al Gobierno en el Senado, la primera de la legislatura, tras ser preguntado por la senadora de CiU María Rieradevall sobre la fecha prevista para poner en marcha un reglamento sobre los CIE, que no tenga carácter penitenciario, tal y como se recoge en la ley de extranjería.

Fernández señaló que un grupo de trabajo ya se ha puesto en marcha para tal fin, y con el objetivo de que se apruebe con el mayor consenso posible se pondrá en contacto con los grupos parlamentarios, aunque no pudo concretar una fecha.

Aseguró que el reglamento contemplará las recomendaciones del Defensor del Pueblo y tendrá en cuenta que no son centros penitenciarios, aunque sí son "centros legales" para inmigrantes y "absolutamente indispensables para una política de inmigración seria y responsable".

La senadora de CiU recordó que hay una "gran preocupación social" suscitada por las condiciones de vida de los extranjeros internados en los CIE, quienes "sufren vulneraciones de sus derechos fundamentales".

Rieradevall confió en que el reglamento evite las situaciones de hacinamiento, de falta de servicios sociales y de abuso de autoridad, entre otros, e hizo hincapié en que el internamiento en los CIE es una medida cautelar.

En este sentido, indicó que, según estadísticas de 2009, más del 50% de los extranjeros que se encontraban internados no fueron expulsados a sus países de origen.

El ministro del Interior señaló que el porcentaje medio de ocupación de estos centros en 2011 fue del 60%, por lo que dijo que no hay que exagerar la situación, "porque no lo merece".

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, explicó ayer que el Gobierno va a crear un certificado de emigrantes retornados para facilitar la integración de los españoles que viven en el exterior y que desean volver de forma definitiva. Durante su comparecencia ante la Comisión de Empleo y Seguridad Social para explicar las líneas generales de su departamento, Báñez detalló, junto a las medidas vinculadas al empleo, su política migratoria, que, según dijo, se va a centrar en "una inmigración ordenada e integradora en el marco europeo, orientada en el empleo y con la mirada puesta en los españoles en el exterior".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios