Interior dice que "muchos" en ETA rechazan la violencia

  • Rubalcaba vislumbra serias discrepancias en el seno de la banda por la ruptura de la tregua, pero advierte que "cuanto más débil sea, más barbaridades hará"

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconoció ayer la posibilidad de que dentro de ETA existan "algunas disensiones", ya que le consta que dentro de la banda hay "muchos" que apuestan por "dejar la violencia". En todo caso, señaló que en estos momentos la organización terrorista está "más débil que nunca" y que desde la ruptura de la tregua " no sabe a dónde va".

Un día después de la última acción de ETA, el atentado contra la rotativa del diario El Correo de la madrugada del domingo, Rubalcaba insistió en lo que lleva ya diciendo desde hace varios meses: ETA está "más débil que nunca". Y lo está de cara al exterior ya que el respaldo social que recibe la banda se ha reducido considerablemente tras la ruptura de la última tregua. En este punto, el ministro destacó que en las últimas elecciones, pese a que la banda intentó "camuflarse en la abstención que es más difícil de cuantificar", ETA obtuvo un respaldo cifrado en torno a los 80.000 votos, el más bajo de la historia.

Pero también está más débil desde el punto de vista interno, ya que, en estos momentos, destacó, cuenta "con el mayor número de militantes en prisión que ha tenido nunca". Interrogado sobre las posibles diferencias o discrepancias en el seno de la banda, Rubalcaba, tras señalar que se trata de "información de los Servicios de Inteligencia" de la que no debería hablar, sí admitió que "parece que hay algunas disensiones".

"Puede ser que haya disensiones porque no todo el mundo dentro de ese mundo está de acuerdo en cómo se rompió la tregua anterior y probablemente muchos quieren dejar la violencia", afirmó Rubalcaba, que señaló que lo que hay que hacer ahora es "intentar alimentar eso y hacer que lo otro desaparezca".

Pero ante esta precaria situación, Rubalcaba advirtió en declaraciones a TVE que ETA intentará resolver las cosas de la única manera que sabe: "Poniendo bombas, por lo que debemos prepararnos para un proceso de violencia largo". "Cuanto más débil sea -agregó-, más ostentación tendrá que hacer de su fortaleza y, por tanto, más barbaries hará". En este sentido, el ministro recordó que con el ataque contra la casa cuartel del 14 de mayo en Legutiano, que costó la vida a un agente, ETA intentó cometer "una gran barbaridad", que hubiera cumplido si la bomba hubiera estado "bien puesta".

El ministro también se refirió al último atentado contra la rotativa del diario El Correo, que a su juicio demuestra que ETA está "haciendo lo que sabe hacer, abrir el abanico de la violencia", al atentar "contra aquellos que escriben lo que a ellos no les gusta".

También se refirió a esa posible relación entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y ETA para atentar contra funcionarios colombianos en suelo español. En este punto, Rubalcaba fue categórico al afirmar que no hay "un solo papel de las Fuerzas de Seguridad" en el que se constate esa relación. En todo caso el titular de Interior reconoció que ETA "ha tenido simpatías, o mejor dicho comprensión" en varios países y algunas instituciones. Una comprensión que "poco a poco" va perdiendo "porque todos esos países y sectores sociales apostaron por el final dialogado que intentó el Gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios