Madrid impulsa un nuevo acuerdo pesquero

  • El veto a la prórroga del anterior en diciembre ha dejado en tierra a 64 barcos andaluces

El Gobierno está trabajando en el Consejo Europeo para que dé "un buen mandato" a la Comisión Europea y ésta comience a negociar con Rabat un nuevo acuerdo pesquero con Marruecos, después de que la Eurocámara vetara prorrogar el anterior en diciembre. La suspensión del acuerdo pesquero, que ha dejado en tierra a 64 barcos españoles (andaluces y canarios) y ha afectado a quinientos trabajadores de forma directa, fue uno de los asuntos abordados ayer por Mariano Rajoy con las autoridades marroquíes durante su visita.

Según apuntaron fuentes del Gobierno español, se descarta la posibilidad de negociar un acuerdo bilateral con el país vecino y apuesta por respetar las reglas de juego y que la Comisión Europea ejerza su papel.

La Eurocámara votó contra el pacto pesquero por considerar que provocaba la sobreexplotación de los caladeros y que infringía el derecho internacional al interferir en los recursos del pueblo saharaui, en referencia a las ayudas del Sáhara Occidental administradas por Marruecos.

Hasta el momento del veto, Rabat ofrecía 119 licencias a la flota comunitaria, de las que cien correspondían a España (aunque utilizaba menos) a cambio de una compensación anual de 36 millones de euros. Al margen del daño causado al sector pesquero español, la falta de acuerdo ha dejado sin trabajo a 170 marineros marroquíes que faenaban en barcos europeos y ha supuesto una merma del 20% en los programas de investigación pesquera de Marruecos, por lo que numerosas voces en este país también son favorables a su renovación.

El comisario de Ampliación y Política de Vecindad, Stefan Füle, inició precisamente ayer un viaje de dos días a Marruecos con una agenda marcada por los problemas para negociar un nuevo acuerdo de pesca.

Se trata de la primera visita de alto nivel de un representante de la UE al país magrebí desde las elecciones de noviembre que han llevado a la formación del Gobierno de Abdelila Benkirane.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios