Miles de manifestantes marchan en Toledo contra los recortes de De Cospedal

  • Los participantes criticaron la reducción de salarios y el aumento de la jornada laboral

Toledo registró ayer una masiva manifestación en defensa de los servicios públicos y contra los recortes del gobierno autonómico que preside María Dolores de Cospedal, en lo que constituye la protesta más numerosa de cuantas se han registrado en la capital de Castilla-La Mancha en los últimos años.

En cuanto al número de asistentes, la cifra oscila entre los 3.000 ofrecidos por la Delegación del Gobierno y que coincide con la dada por el portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban, a los más de 25.000 dados por los convocantes, una decena de sindicatos.

Cuando la cabecera de la manifestación había llegado a su destino, la plaza del Ayuntamiento, la cola de la marcha aún estaba en el punto de partida, la plaza toros, en un recorrido de unos dos kilómetros.

La manifestación estuvo motivada por las denominadas Medidas Complementarias al Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos anunciados por la presidenta De Cospedal el pasado mes de diciembre y que está dejando en el paro a "miles" de personas y deteriorando los servicios públicos como la sanidad y la educación. Estas medidas, que están en trámite parlamentario, incluyen el recorte salarial de los empleados públicos del 3 % y el aumento de la jornada laboral en dos horas y media, de 35 a 37 y media horas.

Los congregados, procedentes de toda la región, muchos de los cuales llegaron en decenas autobuses fletados por los convocantes, corearon gritos pidiendo la dimisión de la presidenta María Dolores de Cospedal, a la que se referían en carteles como la bien pagá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios