Valencia

Miles de personas vuelven a la calle bajo el lema "Somos el pueblo, no el enemigo"

  • Alicante y Castellón se solidarizan con la otra provincia de la Comunidad Valenciana protagonizando sendas manifestaciones con un millar de personas en cada una.

Comentarios 39

La ciudad de Valencia ha sido escenario de otra multitudinaria marcha de estudiantes que ha clamado por la dimisión de la delegada de Gobierno, Paula Sánchez de León, y del jefe superior de Policía, Antonio Moreno, exigiendo que se retiren los cargos contra los detenidos en protestas anteriores.

La manifestación, encabezada por estudiantes pero secundada en esta ocasión por una veintena de colectivos políticos y sociales, ha reunido a miles de personas que han partido a las 18:00 horas desde el Instituto Lluís Vives de Valencia para reivindicar el derecho a una educación pública de calidad y exigir responsabilidades políticas por la acción policial.

Bajo el lema "Somos el pueblo, no el enemigo", la marcha ha transcurrido de forma pacífica y sin apenas presencia policial hasta la sede de la Delegación del Gobierno, donde los estudiantes se han encontrado con un grupo de jóvenes que ha comenzado a increpar a la decena de agentes apostados en la puerta del edificio institucional.

Allí se han escuchado gritos de "tengo la ESO, ¿dónde está mi pistola?" y "ser policía, vergüenza me daría", que han intentado ser acallados por los portavoces de los estudiantes, Almudena Morales y Alberto Ordóñez, quienes han llamado a la "tranquilidad" mientras alentaban a defender la escuela pública y exigían la anulación de los expedientes sancionadores abiertos contra los detenidos.

El lema más coreado durante la protesta ha sido "delegada dimisión", y han sido frecuentes los abucheos tanto a la Policía Nacional, custodiada por cuatro furgones, como a quienes se han asomado en alguna ocasión desde las ventas de ese mismo edificio, a cuyos pies se han concentrado miles de personas desde las siete y media de la tarde.

Hasta ese momento la marcha había tenido un tono festivo al son de pitos y tambores, y en ella se podían leer decenas de carteles en contra de los recortes y de la brutalidad policial ("menos represión, más educación" o "libertad de protestar", entre otros mensajes).

Al igual que sucedió en la manifestación del martes, el final de la protesta ha estado marcado por un exaltado grupo de jóvenes que ha increpado fuertemente a los agentes a escasa distancia e incluso se ha encaramado a uno de los furgones antidisturbios para colocar carteles en los que se podía leer "roban y pegan a los hijos".

Los representantes de las asociaciones estudiantiles han convocado a los manifestantes a una nueva protesta que se iniciará este jueves al mediodía frente a la Conselleria de Educación.

Castellón y Alicante se solidarizan con Valencia

Unas mil personas, según la organización, han protestado este miércoles por las calles de Castellón y otras tantas han hecho lo mismo en Alicante en solidaridad con los estudiantes que han participado en las protestas de Valencia durante esta semana y en contra de los recortes en la educación. 

La concentración, convocada por el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans y en a la que han asistido representantes de varios partidos políticos y sindicatos, ha comenzado a las 18.00 horas la protesta en la plaza María Agustina, frente a la Subdelegación del Gobierno, donde había una pancarta del 15-M en la que se podía leer Ja no només sou lladres, també torturadors (Ya no solo sois ladrones, también torturadores). 

De manera espontánea, y a pesar de que no estaba autorizada la manifestación, los estudiantes han decidido dirigirse hacia el domicilio del presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, donde han proferido gritos contra el jefe del Ejecutivo valenciano y han pedido su dimisión.

Con varias pancartas en las que rezaba Prou repressió al momivent estudiantil (Basta de represión al movimiento estudiantil) oSom estudiants, no som delinqüentes(Somos estudiantes, no delincuentes), la manifestación se ha encaminado hacia la sede de la Conselleria de Educación, donde los estudiantes han protagonizado una sentada. De ahí, se han dirigido hacia la Comisaría de la Policía Nacional, donde ha acabado la protesta con la lectura de un manifiesto.

Durante todo el recorrido, los manifestantes han realizado varias sentadas y han cortado varias calles de la ciudad, mientras proferían gritos pidiendo la dimisión de Sánchez de León o menos policías y más educación

El portavoz del Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans, Alex Tejedor, ha vuelto a pedir la dimisión de la delegada del Gobierno y ha sostenido que "ha quedado patente" que en Valencia la actuación policial fue "desmesurada" y que no tenía "ningún sentido".

Tejedor ha anunciado que desde la plataforma Front d'Estudiantes per la Universitat Pública se ha convocado el 29 de febrero una jornada de huelga tanto en Educación Secundaria como en enseñanza universitaria, "como crítica a la Estrategia Universidad 2015, que supone el desmantelamiento de la universidad pública tal y como se conoce hoy en día, y en contra de los recortes en la educación". Además de la huelga, esa jornada se ha convocado una concentración a las 10:30 horas en el Ágora de la UJI y una manifestación que saldrá desde la plaza de la Independencia a las 12:00 horas y, tras recorrer las principales calles de la ciudad, finalizará en la sede de la Conselleria de Educación.

En Alicante, más de un millar de estudiantes, profesores y representantes de la comunidad educativa han realizado una manifestación pacífica entre el IES Bahía Babel y la delegación territorial de Educación, donde han permanecido concentrados hasta las 19:30 horas.

La marcha en defensa de la enseñanza pública ha sido convocada por las asociaciones de padres y madres (AMPAs) de una decena de centros de primaria y secundaria situados en la zona sur de la ciudad, y cuenta con el respaldo unánime de las dos federaciones de AMPAs Gabriel Miró y Enric Valor. Así, han participado las comunidades educativas de los colegios El Palmeral, San Gabriel, Florida, Gabriel Miró, Mora Puchol, y los IES Bahía Babel, Cavanilles, Figueras Pacheco, entre otros.

En el transcurso de la protesta, los manifestantes han realizado una sentada de 25 minutos en la rotonda de la avenida de México, lo que ha obligado a mantener cortado el tráfico en este punto de entrada a la ciudad. A continuación, la marcha ha discurrido por la Gran Vía de la ciudad entre proclamas reivindicativas de los participantes, que llevaban pancartas con los lemas Escola pública de todos para todos, Nuestra educación es nuestro futuroLa educación: ni gasto ni inversión, un derecho y con algunas alusiones a la corrupción. A la comitiva se han ido sumando los estudiantes de varios institutos de secundaria de la zona, que han reclamado una enseñanza de calidad.  Al llegar a la confluencia de la calle Fernando Madroñal, los manifestantes han seguido por la céntrica avenida Aguilera, para concluir ante las puertas de la delegación territorial de Educación, sobre las 18:45 horas, en la calle Carratalá.

Allí, los convocantes han leído un escrito con el que han querido trasladar a la consellera de Educación, María José Catalá, su "malestar" por los recortes proyectados en la educación, recortes que han lamentado "sí afectarán a la calidad de la enseñanza que se imparte".

En este sentido, una representante del AMPA de El Palmeral, Cristina Gómez, en declaraciones a Europa Press, ha subrayado que los recortes "no sólo afectan a las condiciones laborales de los profesores, sino también a los alumnos", ya que la Generalitat contempla "la reducción del número de especialistas y de profesorado de apoyo, e incluso tocará el actual bono-libro y las becas" al alumnado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios