50 agentes de los Mossos d'Esquadra se encierran en una comisaría contra los recortes

  • Entre las medidas que el Departamento de Interior ha anunciado figuran la no convocatoria de nuevas promociones de acceso, rebajar complementos y suprimir los vales para comedor.

Comentarios 13

Una cincuentena de agentes de los Mossos d'Esquadra han irrumpido en la recepción de la comisaría de la policía catalana de la plaza Espanya de Barcelona con la intención de pasar la noche, en un encierro con el que pretenden forzar a Interior a negociar los recortes anunciados. En el acto de protesta, que se ha llevado a cabo por sorpresa y sin ninguna convocatoria previa, participan agentes de todos los sindicatos con representación en la policía catalana: CAT, SPC, SAP-UGT y SME-CCOO.

Los agentes han entrado en la recepción de la comisaría provistos con sacos de dormir y alimentos, y han anunciado su intención de pasar por la noche en las dependencias policiales para forzar las negociaciones con la administración autonómica sobre los ajustes en el cuerpo. Entre los recortes que el Departamento de Interior ha anunciado en el cuerpo de los Mossos d'Esquadra figuran la no convocatoria de nuevas promociones de acceso, rebajar complementos y suprimir los vales para comedor, medidas que han puesto en "pie de guerra" a los sindicatos.

En declaraciones a los periodistas en la comisaría, el portavoz del sindicato SAP-UGT, Valentín Anadón, ha afirmado que con esta actuación sorpresa han "abierto el fuego" de una serie de acciones sindicales no convencionales en las que el "único límite" que se fijan es el que marca la legalidad vigente. Anadón ha advertido además de que, más allá de las protestas que están llevando a cabo en la comisaría de plaza Espanya, muchos agentes están siguiendo la iniciativa que plantearon los sindicatos de dejar de utilizar sus teléfonos particulares para usos laborales.

En la misma línea, el portavoz de SME-CCOO, Antoni Castejón, ha denunciado que Interior no les ha dejado "ningún margen de negociación" y ha criticado que el conseller Felip Puig les trate como si fueran "el sector de los tontos en la administración". Ha reconocido que tiene "envidia sana" y apoya las movilizaciones que están llevando a cabo los funcionarios de prisiones al considerar que con sus encierros y bloqueos de accesos a las cárceles están consiguiendo forzar a la administración a negociar.

Por su parte, el portavoz del SPC, David Miquel, ha advertido de que las acciones de protesta serán cada vez más contundentes si Interior no tiende "puentes de diálogo" para negociar "los recortes draconianos que nos ha impuesto". Según David Miquel, los sindicatos están protestando "en defensa de la seguridad pública", ya que los recortes que ha impuesto la consejería de Interior suponen "el escenario ideal" para que se incrementen las estadísticas sobre delincuencia de Cataluña.

La comisaría de los Mossos de Plaza Espanya es una de las más recientes y modernas de Barcelona, e incluye en el mismo edificio un bloque de oficinas del Servicio Catalán del Tráfico y dependencias de expedición del Pasaporte y DNI del Cuerpo Nacional de Policía. Los sindicalistas concentrados han optado por hacer una sentada, corear consignas contra los recortes y hacer sonar silbatos en la zona de recepción, aunque no impiden el normal funcionamiento de los servicios que ofrece la instalación policial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios