El PSC descarta pactos con CiU pero Corbacho dice que no le importaría

  • El portavoz de los socialistas catalanes cierra la puerta a acuerdos con un partido que defiende las consultas independentistas · El ministro no descarta la 'sociovergencia' siempre que Montilla siga siendo 'president'

El PSC arremetió ayer contra CiU, a la que acusa de abrazar el independentismo, mientras que el socialista Celestino Corbacho se mostró dispuesto a contemplar un Gobierno de coalición sociovergente, siempre y cuando José Montilla siga siendo el presidente catalán.

Un día después de que CiU aprobase en Lérida su programa para las elecciones catalanas del 28 de noviembre, los socialistas denunciaron la que consideran una deriva soberanista de la formación que preside Artur Mas, que defiende por ejemplo una ley que permita convocar consultas en Cataluña sin necesidad de pedir autorización al Estado.

El portavoz del PSC, Miquel Iceta, certificó la "mutación" de CiU hacia el independentismo y recordó que los socialistas catalanes jamás pactarán con una fuerza política, ya sea CiU o ERC, que plantee un referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña. También criticó la pretensión de CiU de obtener un sistema de concierto económico para Cataluña, ya que a su juicio queda fuera de la Constitución y no tiene elementos de solidaridad con el resto del Estado.

Por su parte, el secretario general de ERC, Joan Ridao, deploró el "nacionalismo casposo" que a su juicio defiende Mas, a quien preguntó "cómo piensa" implantar el concierto económico en Cataluña, después de haber "fulminado" lo que había de este modelo en el primer proyecto del Estatut.

Pese a las críticas del PSC a la "radicalización" de CiU, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que estará en la lista de Montilla para las elecciones del 28-N, rompió el tabú en torno a un hipotético pacto sociovergente.

Corbacho dijo que no le "importaría" que el PSC compartiera el Gobierno catalán con CiU tras las elecciones, siempre que los socialistas se mantuvieran en la presidencia de la Generalitat.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, y Corbacho arroparon ayer por la tarde a Montilla en el acto de celebración de la Diada de Cataluña en Madrid.

A la fiesta, que tuvo lugar en la Residencia de Estudiantes, asistieron el presidente del PSC y vicepresidente primero del Senado, Isidre Molas, el director general de Tráfico, Pere Navarro, y diputados del PSC, entre otras personalidades de la vida política, empresarial, cultural y social catalana. "Siempre me he encontrado muy a gusto aquí en Madrid en la Residencia de Estudiantes y celebrando el 11 de septiembre, todavía más", declaró Montilla, quien aseguró que antes de final de mes habrá nuevos traspasos para Cataluña.

Desde CiU, su portavoz en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, remarcó que el objetivo de la federación nacionalista es formar un Gobierno en solitario presidido por Mas.

Duran, además, exhortó a los dirigentes de Convergència a extremar la prudencia, "hablar lo menos posible" y medir muy bien sus palabras, sin salirse del programa electoral, para no poner en riesgo una victoria electoral que Artur Mas tiene al alcance de su mano.

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, reconoció que quiere para Cataluña un pacto entre el PPC y el PSC a imagen del acuerdo actual entre socialistas y populares en el País Vasco, para que la comunidad esté liderada por "no nacionalistas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios