El PSOE se prepara para movilizarse tras reconocer sus fallos en una 'semana negra'

  • Algunos dirigentes están preocupados por el desgaste del Gobierno y el partido, que puede no haber tocado aún fondo.

Comentarios 60

El PSOE reconoce que el Gobierno y el partido han vivido una semana negra alimentada por fallos propios, especialmente al comunicar algunas decisiones, y, aunque lo ocurrido le ha llevado a activar sus alarmas, la dirección socialista apela a la tranquilidad y se apresta a la movilización para recuperar terreno.

Fuentes de la dirección federal de los socialistas han señalado que el partido se prepara para ordenar "zafarrancho de combate" con el fin de explicar al detalle las decisiones que se están adoptando por el Gobierno pensando en el interés general. Y han querido transmitir tranquilidad ante el cúmulo de datos adversos que en los últimos días se le han amontonado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y al PSOE. Entre ellos, los avisos de diversos organismos internacionales, los datos del paro, la existencia de comunidades gobernadas por el PSOE que se oponen a la instalación del cementerio nuclear, el debate sobre la reforma de las pensiones o el último barómetro del CIS.

Algunos dirigentes del PSOE que prefieren guardar el anonimato han expresado su nerviosismo por el desgaste que están acusando el Gobierno y el partido y, sobre todo, por la sensación de que ese deterioro puede no haber tocado fondo todavía. "Parecía que la crisis no era tan profunda, que los brotes verdes ya estaban apareciendo, que el empleo comenzaría a recuperarse antes. Pero parece que no se ve la luz en el túnel", advierte un diputado del PSOE.

Ferraz, en cambio, justifica el desgaste y lo equipara al que están sufriendo otros gobiernos europeos debido a la crisis, a la vez que quita hierro a las encuestas y recuerda que dos años en política son una eternidad. Hoy por hoy no sorprende que el PP aventaje en 3,8 puntos al PSOE en intención de voto, según los últimos datos del CIS, pero al mismo tiempo en el seno del PSOE se subraya que el líder del PP, Mariano Rajoy, debería estar muy preocupado por el hecho de que no consiga superar a Zapatero en confianza de los ciudadanos.

Pero pese a dar a las encuestas una importancia relativa sí se reconoce la preocupación por el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas y el hecho de que Zapatero haya dejado de ser el líder más valorado al ser superado por la diputada de UPyD, Rosa Díez. "¿Llegará Zapatero a convertirse en un lastre para el PSOE?", se pregunta un miembro de la dirección del grupo socialista en el Congreso, pero su interrogante es meramente retórico, porque enseguida se responde a sí mismo que el presidente del Gobierno sigue siendo el principal activo de los socialistas.

Un activo que, además, no tiene recambio, al menos de momento. De ahí que en el PSOE se hayan apresurado a cerrar cualquier debate sobre la hipotética candidatura de Zapatero en el 2012. "No hay ningún debate abierto en el PSOE sobre la sucesión de Zapatero", zanjan de manera tajante todos los dirigentes consultados por Efe, que comparten la idea de que el líder socialista tiene que manejar los tiempos a conveniencia de los intereses del país, teniendo en cuenta que es presidente del Gobierno y líder del partido.

Ante las próximas elecciones autonómicas, no hay extrañeza en la Ejecutiva Federal socialista por el hecho de que algunos de sus barones quieran marcar distancias con Ferraz, incluso con Zapatero. En ese contexto enmarcan las recientes declaraciones del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, sobre la conveniencia de remodelar el Gobierno cuando finalice la presidencia europea.

Pocos son los que se atreven a expresar en voz alta sus discrepancias con la postura oficial del partido y del Gobierno en torno a la polémica de las pensiones. Entre ellos, los representantes de Izquierda Socialista y el portavoz en la Comisión de Trabajo del Congreso, Jesús Membrado, quien cree que el Gobierno se ha precipitado con su propuesta porque se ha transmitido de forma errónea y ha generado una "alarma social" que "no se corresponde con la realidad" y se ha transmitido de una forma "errónea".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios