Los Presupuestos reciben más de 3.300 enmiendas parciales en su trámite por el Congreso

  • El PP resume en las 1.600 modificaciones que plantea su 'plan de choque' para atajar la crisis económica.

El proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2008, que el miércoles salvó la votación de las enmiendas de totalidad por sólo seis votos, ha sido objeto de más de 3.300 enmiendas parciales por parte de los grupos parlamentarios de la oposición. Un total de 1.600 de esas enmiendas parciales son del PP, que, sin embargo, ha presentado un número menor al resto de año, aunque, según explicó el responsable económico del partido, Cristobal Montoro, es "todo un programa" económico y social que plantea un 'plan de choque' para atajar la crisis económica.

El mayor número de enmiendas lo ha presentado el PP, con un total de 1.600, seguido de CiU, con 660, e IU-ICV que ha registrado 500. Por su parte, ERC, que comparte grupo parlamentario con las dos formaciones de izquierdas, ha registrado un total de 400 propuestas. De los dos partidos del Grupo Mixto que han presentados enmienda de totalidad, Coalición Canaria (CC) ha presentado 71 enmiendas, mientras que UPyD sólo ha registrado cuatro. Nafarroa Bai, que también votó en contra de los Presupuestos, ha preparado 45.

En cuanto a los grupos que apoyaron la tramitación del texto en el debate del pasado jueves en el Congreso de los Diputados, destacan las 73 enmiendas de BNG (59 consensuadas con el PSOE y 14 en solitario) y una única enmienda del PNV, pactada con el PSOE. Por su parte, el PSOE ha registrado más de 300 enmiendas parciales al proyecto, 60 de las cuales han sido pactadas con las dos formaciones que apoyaron el proyecto del Gobierno en la votación del pasado miércoles, PNV y BNG. 

Según el portavoz económico del PP el número de modificaciones que su formación plantea al proyecto económico del Gobierno para 2009 es menor al de otros años, pero plantea "todo un programa" económico y social que va desde la reforma fiscal en favor de Pymes y autónomos, a la revisión de las infraestructuras, pasando por la modernización de la justicia y la seguridad ciudadana. "Estarán todos los ámbitos de política económica y social abordado en nuestro enfoque", explicó Montoro, quien destacó que la mayoría de estas medidas irán incluidas en las enmiendas a las disposiciones adicionales del proyecto.  

Entre estos ámbitos, destaca la "homologación de la calidad de la sanidad y la educación" en todo el terreno español, así como la "igualdad en el acceso al agua", en línea con las propuestas populares sobre los trasvases contenidas en su programa electoral. "Son necesarios siempre que garanticen los derechos de las comunidades originarias", señaló Montoro, que recordó que la Constitución otorga al Ejecutivo la capacidad de supervisar las "eficacia" de las competencias transferidas a las comunidades autónomas. 

El marco principal de las enmiendas para corregir el enfoque de los Presupuestos se basa en limitar el incremento del gasto público al 2%, si bien Montoro no ofreció ningún detalle del "planteamiento numérico". No obstante, explicó que el planteamiento descansa en una contención del gasto de personal, mientras que el grueso descansaría en la compra de bienes y servicios, transferencias corrientes y también en un "reordenamiento" de las capítulos de inversión directa del Estado y transferencias de capital.

En este sentido, Montoro señaló que la estructura de las enmiendas populares van en la línea de los últimos Presupuestos que presentó el Gobierno de José María Aznar en 2004, aunque admitió las diferencias producidas en los últimos años. "Se trata del desafío de corregir una política presupuestaria errónea como la que ha llevado a cabo el Gobierno socialista en los dos últimos años", añadió. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios