Rajoy promete que los esfuerzos para salir de la crisis serán "compartidos, justos y equitativos"

  • El presidente del Gobierno advierte de que lograr la recuperación económica no será "nada fácil" ni inmediato, sino que "llevará tiempo", y defiende la honradez de la clase política durante un acto de homenaje a Fraga.

Comentarios 78

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido la "honradez" de la mayoría de la clase política española y ha puesto al ex presidente de la Xunta y fundador del PP, Manuel Fraga, como el "mejor ejemplo" de ella. Rajoy ha participado en Santiago en un homenaje a Fraga organizado por el PP gallego, en el que ha prometido que los "esfuerzos" que tendrán que hacer los españoles para salir de la crisis económica serán "compartidos, justos y equitativos" y ha advertido de que conseguirlo no será "nada fácil" ni tampoco inmediato, sino que "llevará tiempo".

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que Fraga "no esperó nunca a que el Estado o los demás le resolvieran sus problemas", lo que supone "una lección muy importante", y ha augurado que la crisis y su fin se verán en un futuro como "otra historia de éxito compartido por todos" como muchas de los que tuvo el ex presidente gallego. "Pasaremos dificultades, muchas, pero no vamos a desfallecer porque sabemos de lo que son capaces los españoles", ha añadido.

Mariano Rajoy ha dicho que le debe a Fraga algo "tan menor como ser presidente del Gobierno de España". Con lo cual, ha añadido, "él también ha sido presidente del Gobierno de España". Ha lamentado que, actualmente, "está de moda hablar mal de la clase política" y decir que todos sus integrantes son "gente poco merecedora de respeto" cuando en realidad, ha asegurado, la mayoría de los políticos en España "son gente honrada y decente", personas que "no vienen aquí a enriquecerse" y "el mejor ejemplo" de ello es Manuel Fraga.

De la trayectoria del ex presidente de la Xunta, al que ha definido como uno de los "mejores protagonistas de la historia de España", Rajoy ha destacado tres hechos: su aportación al proyecto de la España democrática durante la transición, su "generosidad y entrega" con el PP y su "infatigable batallar por Galicia". Todos ellos fueron, ha añadido, "éxitos compartidos" por el conjunto de los españoles, como lo será la salida de la crisis. "Fraga no está ahora para ayudarnos pero nos deja su legado y ejemplo impagable, y a mí me va a guiar para el futuro", ha añadido.

Rajoy ha contado anécdotas vividas con el fundador de su partido, como la primera vez que le estrechó la mano y se sintió por ello "un hombre importante" y ha subrayado que, sobre todo, Fraga fue un "gran artífice de la concordia y la reconciliación entre los españoles y contribuyó de forma decisiva a plasmar ese espíritu en la Constitución".

En el acto también ha intervenido el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ha dicho que Fraga es su "referente, inaccesible e inalcanzable pero referente", al que cada día trata de "imitar", y busca como él "intentar entender lo que Galicia quiere y necesita"

El homenaje a Fraga, al que han asistido unas 2.000 personas y en el que han estado la ministra de Fomento, Ana Pastor, y la presidenta del Gobierno aragonés, Luisa Fernanda Rudi, ha tenido momentos emotivos, sobre todo con la intervención de una de las hijas del ex presidente gallego, Adriana -estaba previsto que fuera una nieta pero no ha llegado a tiempo a Santiago-. Adriana Fraga ha señalado que uno de los legados de su padre es el PP, un partido "unido, sin fisuras, sin chacones ni rubalcabas" que está actualmente "brillando a todos los niveles". Ha subrayado asimismo los 16 años de "dura lucha" Fraga al frente de la Xunta o su paso por el Senado, donde "supo quitarse de en medio para que otros brillaran", además de destacar que se fue de la política "con los bolsillos vacíos" porque nunca se quedó "con el dinero de nadie". Tras "sufrir" por "horrorosa etapa" del gobierno bipartito del PSdeG y el BNG en la Xunta y "emocionarse" con la vuelta del PP de la mano de Alberto Núñez Feijóo, Fraga tuvo antes de morir, ha dicho su hija, su "última gran alegría", la de ver a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

También emotivo ha sido el ex presidente de la Xunta Gerardo Fernández Albor, quien ha señalado que Fraga fue el creador de la derecha española como Pablo Iglesias lo fue de la izquierda, y uno de los artífices de la transición que dio ejemplo frente a la intención de otros que buscaban "una revuelta de ruptura". El acto se ha completado con dos vídeos que han hecho un recorrido por la carrera política de Fraga como ministro franquista, líder del PP, presidente autonómico o senador, uno de ellos acompañados por una voz que recitaba el poema "Adios ríos adios fontes", de Rosalía de Castro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios