Rubalcaba celebra los "dos peores meses de la historia de ETA"

  • En este periodo ha habido 32 detenciones, han perdido 2.000 kilos de explosivo, lo que iba a ser una base logística en Portugal y se ha evitado que pusieran otra en Cataluña.

Comentarios 1

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se felicitó por las nuevas detenciones de tres etarras, entre ellos el máximo responsable de la banda terrorista Ibon Gogeaskoetxea, y afirmó que la organización ha vivido "los dos peores meses de su historia", después de haber sido detenidos 32 de sus integrantes. Además, dijo que a Batasuna "se le ha acabado la ambigüedad" y considera que la izquierda abertzale "habla de algo que no pasa".

Tras la operación de este domingo en la que han sido detenidos Ibon Gogeaskoetxea, el jefe del aparato militar de ETA, junto a Beñat Aguinagalde Ugartemendia y Gregorio Jiménez Morales, en la localidad francesa de Cahan, el ministro Rubalcaba afirmó que ETA lleva "los dos peores meses de toda su historia", ya que, según enumeró "ha habido 32 detenciones, han perdido 2.000 kilos de explosivo, detonadores, material electrónico, pistolas, lo que iba a ser una base logística en Portugal y se ha evitado que pusieran otra en Cataluña". 

"ETA está a los que está, está en atentar gravemente y si no lo ha hecho es por la eficacia de las Fuerzas de Seguridad", explicó el ministro, quien recordó que la base de Obido en Portugal tenía una bomba preparada para estallar de forma inminente. En este sentido, el titular de la cartera de Interior subrayó que en estos éxitos policiales han participado fuerzas de seguridad de Francia, Portugal y España, entre ellas la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Ertzaintza y los Mossos d'Esquadra, "lo que demuestra que la coordinación entre los cuerpos funciona".

Rubalcaba advirtió a los integrantes de la banda terrorista que "se muevan por donde se muevan, siempre van a tener detrás a la Policía y así va a ser todos los días hasta que esto acabe definitivamente". No obstante, aclaró que no sólo trabajan para detener a la cúpula de ETA, sino "también al que comete atentados y a quien los justifica, al aparato político, detenemos al que roba los explosivos y a quien falsifica documentos, detenemos liberados y detenemos legales, detenemos al que está en el equipo y al que se está preparando para entrar a jugar".

"O votos o bombas"

Respecto a la izquierda abertzale, que en las últimas semanas ha lanzado comunicados en los que apuesta por "vías democráticas y políticas", el ministro Rubalcaba señaló que estas detenciones "demuestran que hablan de algo que no pasa". "Por eso, hay que decirle una vez más a este sector de la izquierda abertzale, que produce documentos y hace ruedas de prensa, que la disyuntiva en democracia es clarísima, o votos o bombas".

Así, el ministro de Interior apuntó que "o convencen a ETA de que deje de atentar o rompen definitivamente con ETA, la ambigüedad se ha acabado, esto se ha acabado", aseveró.

Nuevo comando

Respecto a los detenidos, Rubalcaba informó de que Aguinagalde y Jiménez formaban parte de un comando que estaba preparado para pasar de Francia a España y ambos tenían una "personalidad muy complementaria", ya que al primero se le atribuyen "dos de los asesinatos más dolorosos tras la tregua", mientras que Jiménez "es un hombre con experiencia que ha trabajado en el traslado de material". "Deducimos que se trataba de un comando especial que estaba siendo despedido por el jefe del aparato militar, que es una regla que cumple ETA. Cuando el comando va a entrar en España, las instrucciones se las da personalmente el jefe", declaró Rubalcaba.

Igualmente, el ministro informó que la operación sigue abierta y detalló que en el registro de la casa alquilada por los etarras la policía se ha incautado de dos pistolas, un revólver, una pequeña cantidad de explosivo, ordenadores y material informático, material para la fabricación de zulos, dinero en efectivo y un juego de grilletes "que es un elemento poco habitual en la dotación de los comandos", subrayó.

Sobre las funciones concretas que Gogeaskoetxea desempeñaba en el seno de la banda, el ministro declinó hacer especulaciones sobre la estructura de la banda, pero se refirió a información operativa de la Policía y la Guardia Civil para confirmar que este detenido "es el máximo responsable de la banda en este momento". "Mi impresión es que en la medida que la banda va perdiendo peso político el aparato militar cada vez es más definitivo. Siempre se pensaba que en la banda había una parte política que era la que mandaba ahora son los de las pistolas los que mandan", valoró.

Por último, insistió en la "gran importancia y trascendencia" de la operación y recordó que otro de los detenidos es Beñat Aguinagalde, presunto autor del asesinato de Ignacio Uría en diciembre de 2008 y el de Isaías Carrasco en marzo de ese mismo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios