Sánchez responde a Rajoy: "Usted ya no engaña a nadie"

  • El líder del PSOE afirma que las medidas anunciadas son "incumplimientos o rectificaciones de sus propias políticas". Dice que el jefe del Gobierno ha sido un "gran fraude" y lamenta "tres años de un destrozo descomunal".

Comentarios 27

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, de haber cometido un "gran fraude" en sus tres años de mandato, de llevar a España al "desastre" y de provocar un "destrozo descomunal" y "mucho daño" a los españoles con sus recortes. Sánchez ha censurado con aspereza la labor de Rajoy durante su intervención en el debate sobre el estado de la nación, en el que se ha reivindicado como la "salida de la izquierda" para acometer un "cambio seguro y esperanzador" en España y primar "una política decente y limpia, que haga más que se diga". "Señor Rajoy, pise la calle, porque si hablara con la España real, vería lo ridículo que resulta su intento de imponer su favorable visión del desastre que ha perpetrado", le ha recriminado.

En su primer debate de política general y con el ánimo de mostrarse como un líder fuerte y con perfil de gobernante en un año plagado de elecciones, Sánchez ha optado por ir al ataque en su duelo con Rajoy, al que ha responsabilizado de "hacer mucho daño a los españoles y también al país", y de haber "fracasado" en su tarea de Gobierno. Sánchez ha criticado a Rajoy por ser "incapaz de ver su propia realidad" y de "escudarse en la herencia recibida" para no querer ver que ha dejado una "España sin oportunidades". "Sus políticas han llevado a España al pasado. Hablan tanto de la herencia que se olvidaron su futuro", ha dicho Sánchez al reiterar que la "autocomplacencia del Gobierno está injustificada" y responde a intereses electorales.

Ha centrado Sánchez su discurso en negar que España haya enterrado la crisis y en ligar a Rajoy con la trama de corrupción del ex tesorero de su partido Luis Bárcenas. "Pasará a la historia por la precariedad, los impuestos y Bárcenas", ha resumido el dirigente socialista el mandato del PP. Ha hecho hincapié en que es "incompatible la continuidad del Gobierno de Rajoy con una recuperación justa" después de haber "desmantelado" los derechos laborales y sociales de miles de españoles.

Después de que el jefe del Ejecutivo negara que España fuese rescatada, Sánchez ha mostrado desde la tribuna varias portadas de periódicos para hacerle que "miente". "España fue rescatada por la pésima gestión que hicieron de Bankia", ha sentenciado Sánchez, quien ha reclamado a Rajoy "decir la verdad aunque duela". "Hubo rescate en toda su versión. Con troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional) y todo", ha añadido el líder del PSOE, que ha asegurado que dicho rescate "fue para salvar al soldado (Rodrigo) Rato".

Ha compartido con Rajoy que la mejora de la economía ha sido gracias a los españoles y sus sacrificios, y no, según Sánchez, por la gestión del PP, al que ha recordado que hay 584.000 empleos y 100.000 empresas menos que hace tres años. También le ha culpado del incremento del precio de la luz, el agua, el gas y los medicamentos. "Usted le sale muy caro a los españoles", ha lamentado Sánchez entre los aplausos de la bancada socialista.

Frente al optimismo del Ejecutivo, le ha preguntado a Rajoy "qué sabe de los españoles" y a "qué cafeterías va" para hacer creer que España ya está en la senda del crecimiento. "Ustedes son los que no tienen vergüenza", ha reconvenido Sánchez para quejarse de que Rajoy se erija como el "garante de la estabilidad". A juicio del dirigente del PSOE, "la recuperación debe ser justa o no será" y debe beneficiar al 90 por ciento de los españoles, que "son los que marginan con sus decisiones".

Respecto a las nuevas medidas anunciadas por Rajoy, Sánchez no las ha considerado creíbles, tras tildarlas de "incumplimientos o rectificaciones de sus propias políticas". "Usted ya no engaña a nadie", ha advertido el jefe de la oposición, quien ha remarcado que estas medidas "no van a paliar el daño causado".

Tras insistir en que el PP "ha convertido el futuro en una amenaza", Sánchez ha reiterado algunas de las propuestas desgranadas en los últimos meses, como una nueva regulación laboral y fiscal y un plan de reindustrialización. Al mismo tiempo, ha vuelto a dejar claro que derogará algunas de las leyes troncales aprobadas por el PP, como la Lomce, la de tasas judiciales o la reforma de la administración local. "Es tiempo de construir la España de las oportunidades", ha defendido como reto pendiente.

Tras recordarle su querencia a "comunicarse con plasma con los españoles y por SMS con un delincuente", en alusión a Bárcenas, Sánchez también ha atacado a Rajoy por "esconderse detrás de sus ministros" para no asumir el fracaso de proyectos como el de la ley del aborto, que costó la dimisión de Alberto Ruiz-Gallardón como titular de Justicia. Sánchez ha manifestado la necesidad de acometer una reforma de la Constitución para adaptarla a las necesidades de España de los próximos 20 ó 30 años y resolver el problema de Cataluña. Ante el enquistamiento de la crisis catalana, ha criticado tanto a aquellos que no quieren "mover una coma" como a quienes pretenden "liquidarla", en alusión al PP y a los nacionalistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios