El TS confirma la absolución de cuatro guardias

  • Fueron eximidos del delito de torturas a dos etarras durante su detención en 2008

El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado el incidente de nulidad planteado por los abogados de los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola contra la sentencia que anuló la condena por torturas a cuatro de los guardias civiles que el 6 de enero de 2008 participaron en su detención en Mondragón (Guipúzcoa). En un auto fechado el pasado 19 de enero, y del que ha sido ponente el magistrado José Ramón Soriano, la Sala de lo Penal del TS dictamina que no procede la nulidad solicitada, ya que no se han vulnerado los derechos a un proceso con todas las garantías y a la tutela judicial efectiva.

El TS anuló el pasado 15 de noviembre la sentencia de la Audiencia de Guipúzcoa que condenó por torturas a cuatro de los guardias civiles que el 6 de enero de 2008 detuvieron en la localidad de Mondragón a Portu y Sarasola y decretó su absolución.

Los etarras recurrieron la anulación de la sentencia, al considerar que el TS había entrado de lleno "en un campo que le está totalmente vedado que es el de la valoración de la prueba" y que la sentencia partía de la predeterminación de que los denunciantes son "dos personas con condenas firmes, que forman parte de ETA", con lo que, a su juicio, abría la puerta a la impunidad en casos de tortura.

En cambio, el Supremo rechaza estos argumentos y señala que la Audiencia de Guipúzcoa concluyó que la culpabilidad de los acusados se apoyaba en unas presuntas pruebas insuficientes y carentes de la más mínima garantía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios