De la Vega defiende ante Bertone la reforma de la Ley del Aborto y EpC

  • La vicepresidenta aclara al secretario de Estado del Vaticano que no se revisarán los acuerdos con la Santa Sede.

Comentarios 27

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, trasladó al secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, una invitación del Ejecutivo para que el Papa Benedicto XVI venga de nuevo a España para participar en la celebración del Año Santo Compostelano de 2010. Si el Santo Padre acepta, será la segunda vez que viaje como pontífice a nuestro país, ya que en 2006 participó en Valencia en el V Encuentro Mundial de la Familia. Antes de reunirse con Zapatero, Bertone trató con la vicepresidenta del Gobierno temas tan controvertidos como la reforma de la Ley del Aborto y Educación para la Ciudadanía, que De la Vega defendió frente a las críticas de la Iglesia.

El jefe del Ejecutivo se reunió a solas con Bertone, sin ni siquiera un intérprete, durante más de una hora en Moncloa. En dicho encuentro, Zapatero invitó al Papa a visitar España para la celebración del año santo Xacobeo, que tendrá lugar en 2010, un año antes de que Benedicto XVI regrese de nuevo a la celebración de la Jornada Mundial para la Juventud (JMJ) en Madrid, para la que, en breve, se iniciarán los preparativos. Además, ambos acordaron abrir una etapa de diálogo constructivo, mayor colaboración y de respeto a las posiciones de cada Estado en cada uno de los temas.

El resto de la reunión no ha trascendido a los medios, aunque con seguridad el secretario de Estado del Vaticano habría trasladado al presidente español su posición contraria al aborto o a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, temas que poco antes trató con la vicepresidenta.

En el encuentro con De la Vega, ésta defendió la asignatura de Educación para la Ciudadanía, subrayando que lo que ésta pretende es ayudar a resolver preocupaciones que son comunes en toda Europa, como la apatía política de los jóvenes o la pérdida de valores de convivencia a causa de un multiculturalismo mal entendido. Además, recalcó ante el alto cargo vaticano que el Gobierno acordó los contenidos de la asignatura con la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE) y que el Ejecutivo siempre sigue dispuesto al diálogo.

Respecto a la reforma de la ley del Aborto, De la Vega aseguró que el Gobierno respeta la posición de la Iglesia católica -que se opone a la interrupción voluntaria del embarazo- pero insistió en que con la reforma el Ejecutivo pretende proteger los derechos de las mujeres que tienen que recurrir a un aborto y de los profesionales médicos que los practican. En este sentido, incidió en que un aborto es un paso muy duro para cualquier mujer y que el Ejecutivo pretende que al menos las mujeres que interrumpen su embarazo no se vean en situación de inseguridad jurídica. Además, hizo hincapié en que el Gobierno está desarrollando mucha labor de prevención para intentar reducir lo máximo posible los embarazos no deseados.

Por otro lado, la número dos del Ejecutivo garantizó al cardenal Bertone que la proyectada reforma de la LOLR no afectará a los acuerdos de España con la Santa Sede, sino que sólo se trata de actualizar una ley que tiene casi 30 años y que ya no responde a las características de la sociedad española. De la Vega entregó al secretario de Estado un ejemplar del Plan de Derechos Humanos aprobado por el Gobierno español y le garantizó su compromiso con la promoción de los Derechos Humanos en todo el mundo.

Ambos repasaron también la situación de crisis económica y la vicepresidenta le explicó las medidas adoptadas por el Gobierno para paliar la situación de las familias más vulnerables. Además, agradeció la labor de las instituciones religiosas en la atención a los desfavorecidos y, en concreto, su trabajo por la integración de los menores inmigrantes.

La jornada de Bertone en España también incluyó una audiencia con el Rey, que lo recibió en La Zarzuela, que se inició con un saludo en italiano por parte del monarca. Junto a él se encontraba monseñor Manuel Monteiro de Castro y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Asimismo, el cardenal recibió por la tarde en la sede de la Nunciatura al presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios