Zapatero logra el apoyo de Rajoy al defender la política de inmigración de UE

Comentarios 1

Frente a las discrepancias de la última legislatura, el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, han coincidido en su defensa de la política de inmigración europea y de la directiva de retorno de inmigrantes ante las críticas de las formaciones minoritarias.

En la víspera de que el Congreso dé su visto bueno al Tratado de Lisboa, la inmigración ha sido uno de los asuntos estrella del debate parlamentario celebrado en el pleno sobre las conclusiones del Consejo Europeo que ha analizado el "no" irlandés al texto y el alza del precio de los carburantes.

Ante las críticas de ERC, BNG y UPyD a la directiva que permite retener hasta 18 meses a los inmigrantes irregulares antes de su deportación, Zapatero ha defendido el "avance" que, a su juicio, supone la norma y ha señalado que esas críticas sólo pueden proceder "de una ignorancia supina elevada a la categoría de lo insólito o a una demagogia inaceptable".

Rajoy también ha mostrado su respaldo a la directiva y ha aprovechado la ocasión para felicitar a Zapatero por haber "rectificado" su política y por el anuncio del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, de limitar la reagrupación familiar de los extranjeros.

"No le llamaré xenófobo por esto; es más, le brindaré mi apoyo, porque ni nosotros lo éramos cuando lo proponíamos, ni creo que usted lo sea por rectificar ahora", ha dicho Rajoy, quien ha criticado a Zapatero su "doble lenguaje" en la UE y en España.

Mientras que el portavoz de ERC, Joan Ridao, comparaba la situación que genera la Directiva europea con Guantánamo, Zapatero defendía una norma que, ha recordado, supone limitar el periodo de retención de inmigrantes y garantizar la asistencia jurídica gratuita en países en los que no había ni límites ni garantías.

El segundo eje del debate ha sido el rechazo irlandés al Tratado de Lisboa, donde Zapatero y Rajoy han coincidido también en la necesidad de proseguir el proceso de ratificación.

No obstante, el líder del PP ha marcado distancia al pedir al jefe del Ejecutivo que haga aportaciones constructivas" y que no se limite a "criticar a los irlandeses o a no hacer nada".

También le ha emplazado a acelerar la ratificación y a que el Senado la culmine en julio, en lugar de esperar a septiembre, idea a la que se ha unido el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida.

En este punto, el portavoz socialista, José Antonio Alonso, ha culpado al PP del retraso en la tramitación por haber solicitado más prórrogas del plazo de enmiendas de los previstos en un principio.

Zapatero ha apostado por buscar una solución a la crisis de Irlanda a través del diálogo, sin imposiciones, pero también sin renunciar a los avances conseguidos.

Ha reconocido que el resultado del referéndum ha sido un "revés" y ha estimado que es comprensible que pueda haber "vacilaciones o frenazos transitorios", pero ha rechazado las visiones pesimistas.

"Seguiremos adelante. Europa no puede detenerse", ha subrayado Zapatero, quien se ha mostrado partidario de establecer una regla común en la UE para ratificar futuros tratados.

En la misma línea, tanto CiU como el PNV han apostado por no bloquear el avance europeo y por no dar ni un paso atrás.

Zapatero no ha hecho ninguna mención al levantamiento de las sanciones diplomáticas impuestas a Cuba en 2003, asunto en el que Rajoy le ha reprochado que fuera el único asunto en el que se hizo notar "de verdad" durante la cumbre.

En el debate, el presidente del Gobierno ha destacado el papel de la UE para buscar soluciones a la escalada del precio del petróleo, para así "sumar apoyos y ayudas a lo que cada Estado pueda hacer" en beneficio de los sectores más afectados, como el pesquero.

Se ha referido a la crisis del precio de los alimentos y se ha mostrado dispuesto a aceptar la idea de Rajoy de crear una subcomisión parlamentaria sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC).

El líder del PP también le ha propuesto que la UE forma parte del plan educativo de los alumnos de bachillerato.

Rajoy ha aprovechado para censurar a Zapatero por "negar la crisis" económica tanto en España como en Europa y limitarse a "esperar a que escampe" optando por una "política contemplativa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios