Zozobra empresarial por el impacto económico del proceso soberanista

Representantes del mundo empresarial expresaron ayer su preocupación por el impacto que pueda tener el debate soberanista sobre la marcha de la economía, después de que la Cámara de Comercio de Barcelona admitiera el día anterior su inquietud por el momento político que vive Cataluña. La Cámara de Comercio de Barcelona reconoció la "preocupación" de esta corporación, y pidió a las formaciones independentistas que concurran a las elecciones del 27-S que expliquen "los costes" económicos que puede tener este proceso.

El propio presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, defendió ayer que el empresariado demanda "siempre estabilidad y certidumbre" y recordó que la toma de decisiones empresariales "tiene mucho que ver" con los planteamientos de los partidos políticos.

Valls aseguró que hoy por hoy el debate soberanista "no interfiere" en la economía y que no tiene constancia de que se hayan paralizado inversiones en sectores industriales a causa de este debate, si bien no esconde la zozobra que muestran algunos empresarios por las consecuencias que el debate independentista puede tener en la actividad económica y empresarial.

Valls subrayó que los empresarios demandan un entorno estable y seguro para poder desarrollar su actividad, por lo que resulta prioritario que las formaciones políticas que concurran a las elecciones del próximo 27 de septiembre expliquen "qué piensan hacer" en materia económica a partir del día siguiente a la cita electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios