El 'blindaje' del Concierto vasco también abre una brecha en el PP del Senado

  • Los dos senadores populares por Euskadi se ausentan para no votar en contra, como ya hicieron sus compañeros del Congreso

El Pleno del Senado aprobó definitivamente ayer el blindaje de las normas tributarias vascas, que les dará una mayor seguridad jurídica porque sólo se podrán impugnar ante el Tribunal Constitucional y no ante las instancias ordinarias como ocurre hasta ahora, con el voto en contra del PP.

Los dos senadores del PP vasco, Ramón Rabanera y Juana Iturmendi, abandonaron el salón de Plenos poco antes del inicio de las votaciones al no estar de acuerdo con el sentido del voto de su grupo. Actúan así igual que ya hicieran sus compañeros del Congreso cuando allí se votó la toma en consideración de la proposición de ley, que sí que recibió el apoyo del partido en la Cámara vasca. En la votación también se registró la abstención del senador del PP por Málaga Joaquín Luis Ramírez, quien sin embargo más tarde aclaró que se había tratado de un error.

A favor de la proposición votaron 132 senadores y en contra 114, todos ellos del PP.

La proposición es una iniciativa del Parlamento vasco que pedía tramitar la modificación de las leyes orgánicas del Tribunal Constitucional y del Poder Judicial para que esas normas tributarias sólo puedan ser recurridas ante el Alto Tribunal.

El PP defendió ante el Pleno cinco enmiendas, que el resto de los grupos entendieron que eran a la totalidad de la iniciativa, así como un intento de reintroducir el recurso previo de inconstitucionalidad, por lo que votaron en contra.

El senador socialista Roberto Lertxundi criticó la falta de argumentos del Partido Popular para su oposición frontal en el Congreso y en el Senado a la proposición de ley, que cuenta con el apoyo de sus correligionarios en el Parlamento de Vitoria.

Yolanda Vicente, del PSOE, instó al PP a "hacer un ejercicio de responsabilidad" y retirar sus enmiendas a la proposición de ley, que "no supone ningún privilegio, sino que otorga seguridad jurídica a las normas tributarias forales". Tras defender el rigor del texto desde el punto de vista técnico y jurídico, Vicente destacó que esta proposición de ley no perjudica a ningún ciudadano de La Rioja, Cantabria o Castilla y León, comunidades colindantes.

El senador del PNV Joseba Zubia calificó el día de ayer de "muy importante" por la aprobación del blindaje. No se pretende crear ningún problema, sino solucionar uno existente, señaló Zubia, quien subrayó que "no se trata de elevar el techo competencial de la autonomía vasca, ni se trata de instaurar trato diferenciado alguno". Vaticinó que, tras la aprobación, se volverán a alzar voces "de los de siempre", que hablarán de "discriminación, burla, traición o privilegio", pero "nada más lejos de la realidad".

Juan Huguet, del PP, afirmó por su parte que el camino elegido "no ha sido el más adecuado" y vinculó que el PSOE respalde la propuesta a la necesidad que tuvo este grupo de los votos del PNV para sacar adelante los Presupuestos de este año. En su opinión, "lo procedente" para respaldar jurídicamente las normas tributarias hubiera sido modificar la Ley de Territorios Históricos o el Estatuto de Guernica.

Isidro Molas, de la Entesa, se preguntó si el PP está a favor del sistema foral y rechazó que este grupo, vía sus enmiendas, pretenda reintroducir el recurso previo de inconstitucionalidad en los estatutos de Autonomía.

El senador de CiU Jordi Casas señaló que la diversidad jurídica y cultural es el "gran activo de España y un acervo que debería ser común", y calificó la propuesta de "racional y efectiva", así como amparada por la Constitución.

Desde el Grupo Mixto, Francisco Javier Tuñón pidió al PP que reflexione y persuada a Castilla y León y a La Rioja para que no presenten recursos, porque "judicializar este asunto es perverso para la convivencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios