La consulta en Barcelona abre el debate en CiU sobre la independencia

  • Duran no augura división entre CDC y UDC porque "la próxima estación" es el pacto fiscal.

Comentarios 15

La consulta soberanista celebrada el domingo en Barcelona, en la que ganó el sí con el 89,7%, parece haber abierto el debate sobre la posición de CiU con respecto a la independencia de Cataluña. Después de anunciar que la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, votó 'no' en la consulta de la ciudad Condal, el líder de UDC, Josep Antoni Duran, ha insistido en que no hay división entre CDC y UDC porque ambos coinciden en que "la próxima estación" en la legislatura es el pacto fiscal. Sin embargo, Oriol Pujol ha manifestado que si la Generalitat quería "tomar nota" de la consulta, lo que debería decir es que el derecho a decidir "tarde o temprano podrá ejercerse".

Tras la consulta soberanista celebrada el domingo en Barcelona, Josep Antoni Duran se ha mostrado reticente a admitir que el tema de la independencia de Cataluña pueda abrir divisiones en el seno de CiU. Después de manifestar abiertamente su rechazo a la independencia, el líder democristiano ha querido anunciar, porque le da "la gana", que la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, también votó no en la consulta.

Según Duran i Lleida, la independencia no estaba dentro del programa electoral de CiU, pero sí el pacto fiscal, lo cual debería constituir la "próxima parada" en la legislatura. Desde el Palau de la Generalitat, el portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha recalcado que todo el Ejecutivo y toda CiU está unida en torno al "derecho a decidir sin límites", a pesar de las declaraciones del líder de UDC. A juicio del portavoz lo que hace la consulta es "reforzar" ese derecho.

Por su parte, Oriol Pujol, líder de CiU en el Parlamento catalán, ha querido destacar que "tomar nota" de las consultas soberanistas celebradas este fin de semana, como dijo que haría la Generalitat de Cataluña, "significa llanamente decir" que el derecho a decidir "tarde o temprano podrá ejercerse". Para Pujol, la sensación que se establece en Cataluña después de las consultas de este fin de semana es la de que "se rompen tabúes", la de que "no hay miedo a preguntar ni a responder" y la de que "se impregna todo, bueno y positivamente, de radicalidad democrática". A pesar de estas divergencias, Duran sostiene que hay más temas que unen a CDC y UDC que al contrario, porque el objetivo de la federación "es Catalunya, y no la confederación, la independencia o la autonomía".

La proposición de ley de SI sobre la independencia de Catalunya y el voto del CiU como grupo parlamentario es otro tema de controversia. Al ser preguntado si ve contradictorio que dirigentes de CDC que votaron sí en la consulta deban abstenerse en el Parlament, Duran se ha limitado a destacar que sólo puede responder por su actitud, aunque ha añadido: "Yo creo que tengo que votar lo mismo en un sitio que en otro".

Por su parte, Pujol ha manifestado que es posible que sea una postura que cueste entender "fuera y dentro de Cataluña mismo" pero ha insistido en que "el tiempo de la política no siempre coincide con el del movimiento social". Así, ha hecho hincapié en que "hay que recordar que todas estas oleadas de consultas se han organizado desde la sociedad civil y que no las ha organizado ningún partido político".

El líder de CiU en el Parlament ha querido añadir que en ninguna parte del programa electoral de CiU consta que en estos cuatro años de legislatura vaya a "ejercer el derecho a decidir en términos de hacer una consulta a favor o en contra de la independencia de Cataluña". Francesc Homs ha valorado las consultas y ha recalcado que el Gobierno catalán se ha sentido cómodo en el desarrollo de la jornada de este domingo y en todo lo que representa, y ha indicado que a su parecer evidencian que la estrategia de Artur Mas y su equipo va hacia la buena dirección.

La Plataforma Barcelona Decideix ha informado que el 89,7 por ciento de los participantes de la consulta votaron a favor de la independencia de Cataluña. El portavoz de la plataforma Alfred Bosch, ha asegurado que están "sorprendidos y desbordados" por la participación, 247.645 votantes. "Nos ha costado dormir de alegría" ha admitido.

Por su parte, el líder de ERC, Joan Puigcercós, ha valorado la "importante" participación ciudadana en la consulta sobre la independencia de Cataluña celebrada este domingo en Barcelona y ha defendido que la próxima que se realice deberá de ser vinculante. "Así se construye la democracia. La democracia participativa es esto".

En cuanto a ICV, su portavoz Laia Ortiz ha declarado en rueda de prensa que las consultas exponen el malestar ciudadano que hay en Cataluña después del recorte del Estatut, y ha emplazado a todos los partidos políticos a no instrumentalizar los resultados. A juicio de Ortiz, la conclusión de la consulta es que "Cataluña es plural y los avances en autogobierno deben hacerse desde la unidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios