Los detenidos en Guipúzcoa escondían 850 kilos de explosivos en un caserío

  • Los presuntos etarras tenían 850 kilos de nitrato amónico, 13 kilos de pentrita, 100 litros de combustible y detonadores. Es uno de los mayores polvorines de ETA localizados en España.

Comentarios 7

La Guardia Civil ha hallado más de 850 kilos de explosivo, que ocultaban los dos detenidos en Legorreta (Guipúzcoa), en el caserío que ha sido registrado en el marco de la operación policial que ha permitido el arresto de estos dos presuntos miembros del aparato logístico de ETA.

Así lo han indicado fuentes de la lucha antiterrorista, que han precisado que los agentes han hallado 850 kilos de nitrato amónico y trece kilos y medio de pentrita. Las mismas fuentes han destacado la importancia de este hallazgo, ya que se trata de uno de los polvorines de ETA más grandes localizados en España. Además del explosivo, los dos presuntos etarras escondían también en el caserío detonadores y documentación relacionada con la organización terrorista, así como 100 litros de combustible. La operación, en la que han participado más de 200 agentes de la Guardia Civil y que coordina el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, continúa abierta.

Por la mañana, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, mostraba su confianza en que en los registros practicados se encontraran pruebas adicionales a las que ya se tenían para proceder a la detención de los dos presuntos etarras.

Los arrestados son los hermanos Aitor e Igor Esnaola Dorronsoro, de 40 y 36 años respectivamente, presuntos miembros no fichados por la Policía de ETA, a los que se acusa de constituir el comando Erreka, que se encargaba de almacenar y distribuir explosivos, armamento y otros materiales a los comandos de la organización terrorista. Uno de ellos, José Aitor Esnaola Dorronsoro, propietario del caserío en el que se han encontrado los explosivos, está siendo trasladado a Madrid donde permanecerá en dependencias de la Guardia Civil hasta que pase a disposición judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios