España

Los 'ex' de Zapatero: ni rastro de nostalgia

  • La vida de los ex ministros no es tan mala, y, si bien hay algunos que siguen en primera línea, la mayoría ha optado por sacudirse el estrés sin mirar atrás.

Comentarios 14

En el escaño, en las aulas, fuera de España o en el mundo del negocio. La vida de los ex ministros del presidente José Luis Rodríguez Zapatero no es tan mala, y, si bien hay algunos como José Montilla o José Bono que siguen en primera línea, la mayoría ha optado por sacudirse el estrés sin rastro de nostalgia.

"Hay un riesgo en los ex ministros que consiste en quedarte enganchado el resto de tu vida a eso de que 'una vez fui ministro', pero no ha sido mi caso: he cambiado de vida y ahora tengo un recuerdo grato de aquella etapa, como la mili o la universidad, pero sin nostalgia, sino con distancia y cierta complicidad", resume el ex de Administraciones Públicas Jordi Sevilla. Él es el único de los ex de José Luis Rodríguez Zapatero que se ha aventurado por el mundo de la empresa privada al incorporarse a la consultora PricewaterhouseCoopers como asesor y, aunque trabaja mucho, no llega al nivel de su etapa de ministro, según señala.

Muy lejos -aunque está por ver qué ratifican las próximas elecciones catalanas- ha llegado el que fuera ministro de Industria en el primer gabinete de Zapatero, José Montilla, ahora "molt honorable" presidente de la Generalitat de Cataluña.

Pedro Solbes, uno de los grandes arquitectos de la política económica tanto con Felipe González como con Zapatero, fue relevado en la segunda legislatura, aunque él previamente había manifestado en repetidas ocasiones su cansancio. Ahora preside la Junta de supervisión del Grupo Asesor Europeo sobre Información Financiera (Efrag).

El club de los ex de Zapatero cuenta también con tres embajadores: Joan Clos, que dejó la cartera de Industria para ocupar la Embajada de Estambul; Cristina Narbona, embajadora ante la OCDE después de una polémica gestión en Medio Ambiente marcada por la derogación del Plan Hidrológico Nacional; y María Jesús Sansegundo, de ministra de Educación a embajadora de España ante la Unesco.

Fuera de nuestras fronteras continúan desarrollando su labor política, Juan Fernando López Aguilar, como eurodiputado, yMagdalena Álvarez, vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, de titularidad pública. El primero ha acabado en Bruselas como portavoz de la delegación española del grupo socialista después de que Zapatero le pidiera que dejara Justicia para encomendarle la misión de liderar la lista del PSOE para las elecciones canarias y, aunque su candidatura fue la más votada, no pudo gobernar. Hasta su actual puesto y tras un año como eurodiputada, Magdalena Álvarez pasó por un conflictivo mandato en el Ministerio de Fomento, en el que tuvo que bregar con problemas en la red de Cercanías de Cataluña, el AVE que no llegaba a Barcelona o el colapso de Madrid por una impresionante nevada.

De los 17 ex ministros que ha tenido José Luis Rodríguez Zapatero desde que llegó por primera vez a La Moncloa, en 2004, siete han ido a parar al Congreso, donde conservan sus escaños. José Bono, que abandonó Defensa con el propósito inicial de dejar la política para dedicarse de lleno a su familia, está ahora al frente de la Cámara Baja. Y José Antonio Alonso, quien relevó a Bono en la cartera de Defensa dejando la de Interior, es el portavoz del grupo socialista, desde donde ha logrado sacar adelante lo que parecía improbable por la pretensión de Zapatero de jugar en la Cámara "a la geometría variable". También tienen cargos de responsabilidad en el Congreso Carmen Calvo, ex de Cultura y presidenta de la Comisión de Igualdad esta legislatura, y María Antonia Trujillo, quien dejó atrás los minipisos para presidir la Comisión de Vivienda. Para Trujillo, sin duda, lo mejor de haber sido ministro es "haberlo sido". Fue "un honor", dice, hacerse cargo del ministerio, pero también "muy costoso" porque era nuevo y ahora, aunque sigue muy involucrada en la política y en nuevos proyectos como la creación de un máster sobre liderazgo político en las administraciones públicas, tiene más tiempo para otras muchas cosas.

Mariano Fernández Bermejoes actualmente presidente de la Comisión de Política Territorial después de dimitir como ministro de Justicia a raíz de que se hiciera pública su participación en una jornada de caza junto al juez Baltasar Garzón, entre otros. Como diputados rasos se han quedado Jesús Caldera, quien dejó Trabajo para encauzar la fundación socialista Ideas, y Mercedes Cabrera, antes en el ministerio de Educación.

En la universidad se han refugiado algunos ministros que no tenían un perfil político ni militaban en el PSOE y, así, el investigador Bernat Soria, que fue ministro de Sanidad, ha recuperado su vocación médico-científica como responsable del Centro Andaluz de Biología Molecular. Del Ministerio de Cultura a profesor de Periodismo en la Universidad Carlos III y a la creación literaria es el salto "de vuelta" que ha dado el poeta y ensayista César Antonio Molina. Ni nostalgia ni melancolía de aquella etapa, que le ha gustado "haber vivido", confiesa, pero que está totalmente zanjada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios