El primer ministro marroquí considera "provocadora" la visita de Rajoy a Melilla

  • El Fasi considera que la visita del líder del PP a la ciudad española es "un ataque manifiesto a la dignidad y al sentimiento nacional" de los marroquíes. Varias asociaciones llaman a protestar.

Comentarios 102

El primer ministro marroquí, Abás El Fasi, rechazó, en su calidad de secretario general del partido nacionalista Istiqlal, la visita que el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, tiene previsto realizar este jueves a la ciudad de Melilla, y la calificó de "provocadora".

En una carta dirigida a Rajoy, difundida por la agencia oficial MAP, El Fasi considera en nombre del Istiqlal que este viaje supone "un ataque manifiesto a la dignidad y al sentimiento nacional" de los marroquíes. "Nosotros, en el partido del Istiqlal, expresamos nuestra profunda decepción y nuestro rechazo total a esta visita provocadora", señala en la carta El Fasi, para quien "este viaje no hará más que empañar el clima cordial que prevalece entre los dos países".

Para el primer ministro marroquí, "es un ataque a los sentimientos profundamente enraizados en el conjunto de componentes del pueblo marroquí y un comportamiento en contraste con el espíritu de amistad y los principios de buena vecindad y respeto mutuo, así como con las relaciones francas y sinceras entre los dos reinos". Asimismo, El Fasi reitera su llamamiento a un "diálogo sereno y responsable en vistas de poner fin a la ocupación de las ciudades de Ceuta y Melilla y de las islas vecinas", que ya realizó en el Parlamento marroquí en un discurso el pasado 17 de mayo.

El Istiqlal es miembro de la Internacional Demócrata de Centro, y socio en ésta del PP, partido con el que tradicionalmente ha mantenido estrechas relaciones, que se han traducido en la presencia de dirigentes populares en los congresos de este partido marroquí. La presencia de Rajoy en Melilla tendrá lugar casi un mes después de la visita del ex presidente del Gobierno José María Aznar, de la que el líder de los populares fue informado por quien fuera su antecesor al frente del PP. Será la primera visita de Rajoy a la ciudad autónoma tras la polémica de este verano, surgida después de la denuncia de cinco jóvenes marroquíes supuestamente golpeados por fuerzas policiales españolas en la frontera con Melilla.

El Gobierno de Marruecos reprobó hasta con cinco comunicados la actuación de la Policía española hacia los ciudadanos de su país y los inmigrantes subsaharianos. El ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, zanjó la polémica el pasado 23 de agosto en un viaje a Rabat, en el que se entrevistó con el monarca alauí Mohamed VI y con su homólogo marroquí, Taieb Cherkaui, y en el que se prometió un aumento de la cooperación policial.

Activistas llaman a la población marroquí a protestar

La Coordinadora de la Sociedad Civil en el norte de Marruecos instó a la población marroquí a alzarse contra la visita a Melilla de Mariano Rajoy, y contra las que haga en un futuro la cúpula de ese grupo. El viaje "no apoya en absoluto las buenas relaciones entre los dos países" y se realiza "para perdurar el estatus colonial de la ciudad expoliada, algo hoy en día rechazable internacionalmente", denunció la asociación en un comunicado.

La coordinadora, que ha convocado manifestaciones en la frontera con la ciudad autónoma y en el consulado de España en Nador, consideró que esa visita "revela la política provocadora del PP ante el pueblo marroquí y su integridad territorial". A su juicio, la llegada de Rajoy es "una provocación a la sensibilidad de los marroquíes y, por ende, al tejido político, sindical y asociativo", por lo que invitan a enfrentarse a ella a "todos los ciudadanos marroquíes y a los amigos españoles conscientes de los derechos de la soberanía de Marruecos sobre ese territorio".

Anunció además la intención de "emprender medidas de asedio sobre la ciudad ocupada cada vez que algún miembro de la cúpula de ese partido racista intente visitar nuestros territorios ocupados", y de hacer de mañana "el día del descontento y del enfado", como medida de protesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios