Caso 'Palma Arena'

El jefe de prensa de Matas a una subordinada: "No te metas, no tiene nada que ver contigo"

  • La testigo ha narrado la conversación que mantuvo con Martorell al preguntarle sobre el concurso público. Además, ha afirmado que en el "sector periodístico" corría el "rumor" de que el 'Govern' pagaba a Alemany por los discursos de Matas.

 "No te metas, no tiene nada que ver contigo", fue la respuesta que obtuvo del jefe de prensa de Jaume Matas, Joan Martorell, una de sus subordinadas cuando le preguntó sobre el concurso público que supuestamente sirvió para encubrir los pagos al periodista que le elaboraba los discursos.

Así lo ha declarado la testigo Elena Rubí, que trabajó en el gabinete de Presidencia durante la legislatura 2003-2007 de Matas, durante la cuarta jornada del juicio al ex mandatario autonómico y otras cinco personas por una pieza del caso Palma Arena.

La testigo ha explicado que en su momento le extrañó "mucho" que nadie le dijera nada de este concurso, otorgado a la agencia de comunicación Nimbus por unos 4.000 euros al mes para llevar a cabo una serie de informes sobre la imagen corporativa del Govern balear.

La Fiscalía sospecha que este concurso sirvió de pantalla para encubrir los pagos al periodista Antonio Alemany por redactar los discursos de Matas y sostiene que en realidad Nimbus no elaboró ningún documento en base a él, algo que ha corroborado la testigo al asegurar que nunca vio ningún informe que respondiera al concurso.

Elena Rubí ha afirmado que el tema de la imagen corporativa era "específicamente" de su competencia, por lo que cuando se enteró de la publicación del concurso, a raíz de las llamadas de varias agencias interesándose por él, acudió inmediatamente a su superior, el entonces director general de Comunicación y jefe de prensa de Matas, Joan Martorell.

"¿Qué es esto?", le inquirió, a lo que él respondió que no se metiera porque no era de su incumbencia, por lo que a partir de ese momento cualquier tipo de petición relativa al concurso se la remitió a Martorell, ha dicho la testigo, quien ha reconocido que se "enfadó" con su superior por este episodio.

Además, ha afirmado que en el "sector periodístico" corría el "rumor" de que elGovern pagaba a Alemany por los discursos de Matas, aunque ha añadido que ella no sabía si esto se hacía mediante el concurso citado.

Durante su toma de declaración, el fiscal Anticorrupción Juan Carrau le ha preguntado por un negociado por el que se contrató a una agencia para elaborar el logotipo del Govern, que correspondería a la identidad corporativa del Ejecutivo.

En opinión de la testigo, la imagen corporativa (objeto del concurso pantalla) es un concepto que engloba la identidad corporativa, por lo que este negociado no tendría mucho sentido cuando al mismo tiempo se tramitó el concurso otorgado a Nimbus.

Antes de Rubí ha comparecido ante el tribunal otro testigo, Joan Rosselló, propietario de la agencia que elaboró el logotipo en base a ese negociado sin publicidad.

El testigo ha intentado explicar la diferencia entre imagen e identidad corporativa, algo por lo que le ha preguntado reiteradamente la magistrada presidenta de la Sección Primera de la Audiencia, Margarita Beltrán.  No sé cómo decírselo", le ha dicho el testigo, a lo que la magistrada ha respondido: "Le comprendo, yo tampoco sé cómo entenderlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios