El presidente balear dice que el Rey está "muy contento y en muy buena forma"

  • Don Juan Carlos recibe a Francesc Antich al comienzo de sus vacaciones en Mallorca

El presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, aseguró ayer, tras ser recibido por don Juan Carlos en el Palacio de la Almudaina, que el monarca está "muy simpático y muy en forma y tan contento como siempre" de estar en Baleares, donde llegó ayer, tras despachar con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para pasar sus vacaciones estivales en el Palacio de Marivent de Palma.

Durante el encuentro, que se prolongó durante poco más de veinte minutos, el presidente del Ejecutivo autonómico y el Rey hablaron sobre turismo y sobre la situación actual del sector, en especial, sobre el proyecto de reforma de la Playa de Palma, cuyo plan de acción, que fue presentado el lunes, prevé eliminar en los próximos diez años entre el 40 y el 60% de las 43.000 plazas hoteleras que existen en esta zona turística de la capital balear.

En este sentido, Antich recalcó que don Juan Carlos se mostró "muy interesado" en conocer el proyecto, por lo que se comprometió a enviarle toda la documentación relacionada con la rehabilitación de la Playa de Palma, cuyo plazo de ejecución será de diez años, con un presupuesto de 3.000 millones de euros.

Asimismo, reveló que, como siempre, el Monarca se mostró "preocupado" por los temas medioambientales ante lo que el presidente del Gobierno balear le informó de que "uno de las grandes cuestiones de la reforma de la Playa de Palma es concertar el proyecto económico con la sostenibilidad medioambiental y social".

Por otra parte, Antich desveló que también han aprovechado la reunión para hablar sobre la posible huelga de controladores y las repercusiones que ésta podría tener en el turismo balear.

El Rey también dedicó algo de tiempo a atender a la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Amengol, quien aseguró que Don Juan Carlos considera "muy interesante desde un punto de vista paisajístico y de protección medioambiental" la candidatura de la Serra de Tramuntana a Patrimonio Mundial de la Unesco. La presidenta explicó el contenido de este proyecto al Monarca, con el objetivo de conseguir el apoyo de la Casa Real a esta iniciativa.

Amengol se refirió también al estado de salud del Rey, y afirmó haberle visto "fantásticamente bien" y "como siempre", así como "interesado" en pasar unas "buenas vacaciones" en Palma de Mallorca con su familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios