Grupo c · la previa

Francia-Italia: Nada que ver con Alemania 2006

  • Los finalistas del último Mundial miden sus fuerzas con un ojo puesto en Berna, pues una victoria de Rumanía los dejaría sin opciones · Ambos seleccionadores se juegan su permanencia en el cargo

Comentarios 1

La vorágine del fútbol puede arrollar al más pintado. Hace apenas dos años Italia y Francia se citaban en Berlín para definir quién era el mejor equipo del mundo. Hoy, en Zúrich, el desafío será más bien distinto: intentar pasar a los cuartos de final de la Eurocopa sin siquiera tener la certeza de que basta con ganar el partido.

Cuando en diciembre se determinó en el sorteo en Lucerna que franceses e italianos volverían a verse las caras, se creyó con fundamento que sería un partido decisivo. La presencia de Holanda y Rumanía como compañeros de viaje hacían del grupo C un indudable grupo de la muerte. Pero pocos sospecharon qué definitivo resultaría. La cruel realidad para ambos es que si Rumanía gana a una Holanda que muy probablemente haga jugar a mayoría de suplentes pensando en los cuartos de final, la victoria en el clásico europeo no servirá de nada a quien la consiga.

"La presente situación significa que todo está fuera de nuestras manos, pero todavía queda una pequeña posibilidad", asegura Raymond Domenech. El seleccionador galo está sopesando seriamente la posibilidad de realizar algunos cambios en el once que perdió por 4-1 frente a los oranje, incluyendo a Vieira, que estuvo a punto de quedar fuera de la Eurocopa por una lesión, aunque finalmente el propio futbolista descartó esta posibilidad afirmando que no se habia recuperado de sus molestias. Toulalan acompañará a Makelele en el doble pivote.

Si tenía pocos problemas el seleccionador galo, ahora empezó a circular en la concentración el nombre de un ausente ilustre: Zinedine Zidane. "Para un equipo es duro cuando constantemente se está hablando de ex jugadores. Claro que Zidane fue un gran jugador, pero ya dejó de jugar. Y sin él jugamos de manera algo distinta", explicó enfadado por la insistencia de los medios sobre el tema Franck Ribery.

Mientras a Francia sólo le valen los tres puntos y esperar que Rumanía no gane, los italianos tienen una carta más bajo el brazo: puede sobrevivir incluso empatando. Para ello, deben perder los rumanos sí o sí. Italia pasaría por mayor cantidad de goles a favor en los mano a mano entre los tres.

"Debemos centrarnos en el partido frente a Francia", precisó Buffon, gran responsable de que la azzurra todavía respire. "Si ganamos a Francia y logramos pasar, será cosa del destino. Pero una eliminación en primera ronda no lo podría resistir", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios