La Feria de Málaga tendrá más visitantes pero gastarán menos dinero

  • El Ayuntamiento cree que más de seis millones de personas acudirán a las fiestas · El gasto se mantendrá como en 2007 y rozará los 180 millones

Los hoteleros son optimistas. Creen que durante la Feria de Málaga habrá varios días de lleno en casi toda la ciudad y que las reservas de última hora permitirán mejorar los días en los que hasta el momento sólo tienen ocupadas el 60% de las camas. Pero los hosteleros son pesimistas. Creen que la gente saldrá a la calle, incluso más que otros años, pero apenas gastará "como está sucediendo en todo el verano", explica Rafael Prados, presidente de la Asociación de Empresarios Hosteleros de Málaga (Aehma). Conclusión: "se mantendrá el volumen de negocio del año pasado", explican fuentes municipales, que se basan, precisamente, en que habrá más gente, pero menos gasto por persona.

Las cifras son superlativas. La Feria tendrá alrededor de seis millones de visitas, que se gastarán en total unos 180 millones de euros en hoteles, taxis, restaurantes, casetas o comercios. "Hay que ser optimista, seguro que la crisis se deja notar menos durante las fiestas", añadieron en el Ayuntamiento. Igual pensaba hace unos días el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Pero los indicios son reveladores. Este año prácticamente no se han pedido créditos al consumo para gastar los días de fiesta y que eran habituales las campañas pasadas.

La primera parte de la Feria vuelve a ser la mejor para los establecimientos hoteleros de la ciudad. El AC Málaga Palacio es un ejemplo. Allí se roza el cien por cien de ocupación desde mañana viernes hasta el miércoles 20. Pero el tramo final de la feria decae, bajando al 80%, "cinco puntos menos que el año pasado", explica Jorge González, director del hotel. Sin embargo, las reservas de última hora pueden mejorar sus cifras, igual que en el NH Málaga, donde su máximo responsable, Andrés Castillo, resalta que este verano "hay mucha gente que viene sin planes hechos y reserva su habitación a última hora, así que confiamos en ellos". Igual dice Lourdes Grau, directora del hotel Molina Lario, que maneja cifras similares a las de los otros establecimientos. "Y con los que lleguen a última hora todo quedará más o menos como el año pasado", asegura. En el Barceló y en el Monte Málaga las cifras son muy parecidas: cien por cien de ocupación durante los fines de semana y alrededor del 65% durante el resto de días, según datos aportados por ambos establecimientos.

"Es verdad que va a venir mucha gente, pero en lo económico no va a haber demasiada alegría y apenas habrá gasto", añade por su parte Rafael Prado. Él asegura que las tablas de precios que se están haciendo este año mantienen los del año pasado e incluso en algunos productos hay rebajas. "La idea es que el cliente note lo menos posible las subidas de precios, porque dependemos de ellos y queremos que estén contentos", afirma Prado, quien también vaticina que algunas de las casetas del real en Cortijo de Torres no abrirán "porque no merece la pena".

El responsable de los hosteleros se mostraban ayer contrariado "por el poco apoyo mostrado por el Ayuntamiento para la Feria". "Es cierto que van a poner más toldos o un microclima en la Plaza de la Constitución, pero es que lo llevamos pidiendo desde 1996 y ahora lo van a poner como ellos quieran, sin nuestra opinión", explicaba ayer tras la reunión de la comisión de seguimiento de la Feria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios