Bellas antes de San Valentín

Muy puntuales, muy rápidas y muy simpáticas. Las cuatro "estrellas" con las que ayer contó Hedonai para la inauguración de su nuevo centro estético de Sevilla, se convirtieron en el objetivo de todas las miradas cuando posaron a las puertas del establecimiento -situado en una esquina de la cuarta planta del edificio- ante una multitud de medios de comunicación atraídos, especialmente, por la presencia de María José Campanario. Y es que, el poder de convocatoria de la mujer de Jesulín de Ubrique -unido al atractivo de María José Suárez, Raquel Rodríguez y Elisabeth Reyes- es siempre una motivación añadida para cualquier evento social puesto que, como bien es sabido, todo lo que ella dice se convierte en titulares.

En este caso, dada la cercanía con el día de San Valentín, Campanario -muy delgada y con unos zapatos de Victorio y Lucchino los cuales, según confesó, le encantaban- fue preguntada al respecto reconociendo que, ni su marido, ni ella, son especialmente detallistas pues cualquier momento es bueno para dedicarse unas palabras cariñosas o tener un gesto del uno con el otro. Por su parte, la también siempre polémica María José Suárez, sí reconoció que le encanta preparar algún detallito para la festividad de San Valentín y que, al menos una cena, sí suele compartir con la persona que ocupe su corazón. Enamorada del jinete Fernando, la sevillana pasó solo unas horas en su tierra pues su intención era un viaje de ida y vuelta a Madrid. Una jornada agotadora que, gracias a los buenos cuidados estéticos, no se notaba en los bellos rostros de las invitadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios