D&G y su juego de naipes en la huerta italiana

Las modelos de D&G posan ante un escenario de naipes. Las modelos de D&G posan ante un escenario de naipes.

Las modelos de D&G posan ante un escenario de naipes.

D&g ha vuelto a sorprender a todos con su original pasarela. Domenico Dolce y Stefano Gabanna han subido este año a la pasarela milanesa una original baraja de cartas en una colección que lleva por título "reina de corazones". Los italianos han vuelto a hacer uso de su habitual barroquismo, que esta vez no sólo se expresa en forma de naipes sino que se mezcla con berenjenas, zanahorias y lechugas en cualquier forma de complemento y hasta en los estampados.

La mujer que Dolce y Gabbana ha mostrado en Milán es, ante todo, divertida: viste trajes de chaquetas con vistosas plumas multicolor, elegantes vestidos floreados y, como es habitual en la firma, piezas con imágenes sacras, parte importante de su imaginario creativo.

En su colección primavera-verano, los italianos han recurrido a una mujer sofisticada y elegante y a otra mucho más irreverente, a la que lo le ha importado lucir pendientes con forma de berenjena, vestidos con lechugas estampadas, pulseras con zanahorias y bolsos con bordados en forma de marisco y decorados con rúcula. Pero la clave de la colección, que transcurre bajo el lema "el amor es belleza", es la "reina de corazones", un mundo que gira en torno a la baraja de cartas, presentes en los estampados de sus prendas o en sus tocados y diademas. Destacan sus apuestas para las gafas de sol, enormes, llamativas y en un sinfín de formas: flores, azulejos, naipes e incluso manos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios