Disney ¿fábrica de juguetes rotos?

  • Las chicas de la factoría quieren dejar muy claro que ya han crecido, terminando definitivamente con la imagen que un día les catapultó a la fama.

Comentarios 20

Miley Cyrus, Vanessa Hudgens, Demi Lovato, Lindsay Lohan o Christina Aguilera, ¿qué ocurre con las chicas Disney? Todas ellas son víctimas de una especie de maldición que las hunde en la más impetuosa polémica, pasando de una tierna y dulce imagen a la más díscola y rebelde. La popularidad repentina, el dinero o los tiburones que los merodean cada día, el caso es que es llegar a la mayoría de edad y transformarse por completo. Algunas incluso renegando del papel que un día les dio la fama.

Éste es el caso de Miley Cyrus, que, aun ahora un poco más calmada, ha rellenado páginas de revistas y horas de televisión con sus líos amorosos, salidas nocturnas y rebelde comportamiento. Una imagen que dista mucho de la que un día le otorgó su personaje Hannah Montana. La hija que todos los padres querían tener pasó a ser una adolescente digna de protagonizar un programa de Hermano Mayor. Si a esto añadimos sus atrevidos bailes, modelitos más que sexis inexistentes y sugerentes posados ya está todo dicho. Aunque lo cierto es que Miley no tiene un presente tan preocupante, o al menos de momento, como el de otras compañeras de factoría, como  Lindsay Lohan o Christina Aguilera.  Tras su paso por Disney, éstas podrían protagonizar  su propio reality;  por seguir con los programas de televisión.  La vida de Lohan y Aguilera, que un día tocaron el cielo con sus manos, es internacionalmente cuestionada por sus excesos y problemas con el alcohol. En el caso de la primera llegó incluso a ser ingresada en la cárcel y más tarde en un centro de rehabilitación, y la segunda a ser señalada en todo el mundo, afectándole muy mucho a su carrera profesional. La indeleble pelirroja de Tú a Londres y yo a California sigue con sus problemas en los tribunales, ahora por el supuesto robo de un collar. A pesar de ello parece haber aprendido la lección y hay rumores de que podría volver al cine de la mano de John Travolta. La rubia, por su parte, quiere volver a conquistar el mundo con su música, olvidando sus recientes desventuras y meteduras de pata, como la que le llevó a equivocarse en la letra del himno de Estados Unidos en la final de la Super Bowl. Casi 'ná'.

Las más jóvenes no se quedan atrás. Vanessa Hudgens no termina de encontrar a su media naranja tras romper con Zac Efron lo que le está llevando a ser el centro de la polémica y lucha contra un hacker que le robó de su teléfono móvil unas fotos suyas en las que aparece desnuda, Selena Gómez ha decidido desaparecer un tiempo de los medios de comunicación por el acoso mediático tras hacerse pública su relación con el deseado adolescente Justin Bieber y Ashley Tisdale, la eterna Sharpay en High School Musical, ha aparcado su imagen más infantil posando desnuda para Allure Magazine. Una sensual sesión en la que deja claro que se ha subido al tren del cambio y, según sus propias palabras, ya no es "la niña que todo el mundo piensa".

Demi Lovato es una de las chicas Disney que peor parte se lleva de su repentina popularidad. La joven cantante acaba de reconocer públicamente su trastornos alimenticios, un serio problema que ha anunciado a través de las redes sociales. La escuálida figura de Lovato, de 18 años, siempre ha sido muy comentada, pero hasta ahora ni ella ni sus representantes habían confirmado su enfermedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios