Five after One

  • El grupo australiano Five Seconds of Summer, 5S0S, ha arrebatado a One Direction su lugar entre las chicas

En España tenemos a la boy band Auryn, Gran Bretaña puede presumir de One Direction y Canadá se llevó el premio gordo de las adolescentes con Justin Bieber. Ahora le toca el turno a Australia, que vuelve a pisar fuerte en la música comercial con el fenómeno 5 Seconds of Summer. Una banda formada por cuatro chicos que se ha convertido en poco tiempo en una referencia del punk-rock (ellos reniegan de ser un boy band) como demuestran sus miles de descargas en iTunes, reproducciones en YouTube y casi sus 7 millones de followers en twitter.

A primera vista podría pensarse que son eso, otra boyband desechable. Son chicos jóvenes nacidos a mediados de los 90, visten camisas de leñadores con jeans negros y llevan el pelo alborotado adornado con tupé o mechas rojas. Sin embargo su aspecto físico no debe engañarnos. A diferencia de las típicas bandas juveniles ellos sí tocan los instrumentos, sí componen sus propios temas y, además, ellos no bailan en el escenario.

Pero si hay algo que verdaderamente les distingue desus 'predecesores', One Directo, son sus comienzos. 5SOS (como sus fans abrevian) no surgió como un producto artificial de una discográfica que decide juntar aleatoriamente a cuatro chicos. Estos jóvenes empezaron de forma humilde. Luke Hemmings, Michael Clifford y Calum Hood eran compañeros en el colegio en Sidney. Juntos empezaron a grabar covers, versiones de grupos que le gustaban, en casa de Hemming y fueron colgando los resultados en YouTube, como cualquier otro aficionado de la música haría. Se trataban de vídeos muy austeros en los que sólo había tres adolescentes, una guitarra y una webcam. Aunque la profesionalidad brillaba por su ausencia estos chicos tenían un as en la manga: su gran potencial. Expertos además en el uso de las redes sociales supieron difundir estratégicamente sus vídeos para que las reproducciones se disparasen. El punto decisivo vino con el cover del tema de Chris Brown y Justin Bieber Next 2 You. A raíz del éxito de este vídeo se dieron cuenta que para ser una formación seria necesitaban un batería. Comenzaron su búsqueda a través de facebook y dieron con Asthon Irwin, el cuarto miembro.

La banda llamó la atención de Niall Horan, de One Direction, y de los grandes sellos discográficos . Terminaron por firmar con Sony. A pesar de no haber tenido otra publicidad que su autopromoción por twitter y facebook consiguieron que su primera canción original Gotta Get Out estuviese en el tercer puesto de descargas en iTunes Australia.

Que no quieran ser denominados boy band no significa que reniegen de estos gruos. De hecho son conscientes es gracias a One Direction que se han convertido en un fenómeno internacional. En 2013 el conjunto británico les ofreció ser sus teloneros durante la gira mundial Take me Home Tour. Tocaron en grandes estadios como el O2 Arena de Londres o el Allphones Arena de Sydney.

Desde entonces no han parado. Primero sacaron el single She looks so pretty, el cual, como era de esperar, fue todo un éxito de descargas. Tienen un álbum de estudio, han grabado ya un directo, el LiveSOS en el que recogen sus actuaciones en Europa, Norteamérica y Australia, las entradas para sus conciertos se agotan al instante e incluso han fundado su propio sello Hi or Hey Records. En España actuaron en mayo en Madrid. La última: están llamados a ser las estrellas de los Teen Choice Awards que organiza todos los años el canal Fox.

La larga lista de logros no ha conseguido cegar a los australianos. Son conscientes de que todo lo que tienen se lo deben a sus fans y por eso tienen especial cuidado, tratando de responderles lo mejor posible en las redes y ofreciéndoles siempre un producto sincero y personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios