Halle Berry rompe su silencio

  • Coincidiendo con su 44 cumpleaños, la actriz ha realizado unas jugosas declaraciones en las que habla de Gabriel Aubry, padre de su hija Nahla

"Continuamos siendo buenos amigos, nos queremos mucho y compartimos a nuestra hija, el gran amor de nuestra vida. Los dos estamos comprometidos al cien por cien en ser los mejores padres y, si lo nuestro no funcionó, él era la persona adecuada para tener esta niña". Con palabras tan definitivas se ha manifestado Halle Berry en la edición americana de la revista Vogue, donde ha aparecido, hace escasas horas, coincidiendo con la celebración de su 44 cumpleaños. Así, nacida el 14 de agosto de 1966, la ganadora de premios como el Emmy, el Oscar y el Globo de Oro, puede presumir de tratarse de uno de los mayores sex-symbol de la actualidad (a pesar de que, echando un vistazo a su pasado, no sea 'oro todo lo que reluce').

Y es que, tan impresionante mujer, posee un currículum amoroso no exento de amargura pues, entre sus relaciones, existen varios antecedentes de hombres que la agredieron con insultos e incluso mal trato físico. De hecho, su primer marido, David Justice -jugador de rugby-, cometió algunos de estos abusos contra nuestra protagonista quien, superando varios intentos de suicidio -y una depresión-, decidió separarse tras tres años de matrimonio. Más tarde llegaría Eric Benet, con el que también estuvo casada hasta 2005 y, con posterioridad, Gabriel Aubry. Junto a éste, la artista decidió quedarse embarazada en un primer alumbramiento que se produjo el 16 de marzo de 2008 (coincidiendo con su 40 aniversario).

Bautizada como Nahla Ariela Aubry, la pequeña se ha convertido en el centro de realidad de la intérprete de títulos como la saga de X-men, Catwoman o Seduciendo a un extraño. Una persona que, además, atesora en su trayectoria satisfacciones como la de ser "chica Bond" en Muere otro día -al lado de un agente 007 tan atractivo como Pierce Brosnan-, o la de haber sido elegida portavoz internacional de la multinacional de cosméticos Revlon en 2006 ya que, tanto por sus facciones, como por su elegancia natural, Barry constituye un auténtico modelo a imitar por muchas mujeres del mundo. De hecho, su físico ha sido alabado hasta tal punto que, en 1986, quedó segunda en el concurso de Miss USA (mención que le dio la posibilidad de acudir a Miss Mundo -en Londres por aquellas fechas-, donde logró posicionarse como finalista del certamen).

Han pasado dos décadas de aquello y Halle Berry sigue ocupando primeras páginas en publicaciones desde las que hace subir la temperatura de los lectores con declaraciones como las siguientes: "Me encantan las forma femenina desnuda. Siento que ésa es la posición con más poder en la que se puede estar" o "Si no me persiguieran, me gustaría hacerme fotos sin ropa todos los días. La aceptación viene con la edad y, en mi caso, ha llegado lentamente", reconocía en ese mismo rotativo donde acaba de confesarse sentimentalmente y que, aparte, le ha servido, coincidiendo con su estrenada soltería, para cambiar de look luciendo una melena cuadrada que, seguro, creará tendencia.

Mientras tanto, la actriz prosigue en Sudáfrica el rodaje de Dark Tide, historia en la que, un instructor de buceo, regresa a las aguas que casi le causan la muerte entre las fauces de un tiburón. Un estreno previsto para 2011 que supone la vuelta a la gran pantalla de alguien la cual, en cuanto tiene oportunidad, aprovecha para pasar con su primogénita, Nahla, todo el tiempo del que dispone. En la playa, en el parque o dando un paseo por la calle, Halle ejerce de madraza con esa pasión propia de quienes, igual que ella, dejan, a cada paso, pedazos de su corazón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios